MENDIGAR UN POCO DE AMOR

Existen seres humanos que continuamente están tratando de llamar la atención de los demás, a veces con argucias viles tales como chantajes emocionales y manipulaciones psicológicas. Esos seres humanos pueden parecer malvados y egoístas, incluso pueden resultar repulsivos en muchos casos. Sin embargo no lo son, lo único que ocurre en sus vidas es que se odian a sí mismos y solo están intentando mendigar un poco de amor.

En realidad, nadie nos ha enseñado a amar. Creemos que amar es lo mismo que querer y no es así. Amar abarca muchísimo más, amar es fluir con la otra persona, fusionarse con ella, sentir lo que ella siente y respetarla sin juicios del ego. Querer tiene una connotación más posesiva, se orienta más al deseo propio y deja de lado, en muchas ocasiones, a la otra persona. Querer se centra en un individuo, en vez de en dos.

Hay que tener en cuenta que me estoy refiriendo al concepto de amor de pareja, no a su significado más amplio, más holístico. El concepto de amar no se limita al romanticismo, va mucho más allá. Amar consiste en integrarse plenamente con cada ser de la existencia, en fluir con todo y dejarse llevar por todo, en pertenecer al todo, en dejar de lado el ego y centrarse en dar para recibir.

Por desgracia, apenas existen seres humanos que conozcan el significado real de la palabra amar. Esa es la razón por la que vivimos en una sociedad enferma, una sociedad triste e inhumana, una sociedad desquiciada. Si consiguiéramos como sociedad comprender el significado real del AMOR y lo pusiéramos en práctica, erradicaríamos por completo todos los males que aquejan a la sociedad actual.


¿Cómo dejar de mendigar amor?

Si queremos dejar de depender del amor de los demás, si queremos aprender a amar al prójimo sin reservas, lo primero que debemos hacer es algo muy simple y complicado al mismo tiempo: amarnos a nosotros mismos. Los seres humanos que mendigan amor lo hacen porque se odian a sí mismos. Todos necesitamos el amor para vivir y estas personas, al no tener esa energía poderosísima dentro de ellos, intentan buscarla fuera, fracasando una y otra vez.

Nadie nos ha enseñado a amarnos a nosotros mismos y es clave para construir una sociedad sana y feliz. Incluso me atrevería a apostar que es clave para nuestra supervivencia como especie. Debemos aprender a amarnos a nosotros mismos y, una vez que lo hayamos conseguido, ya no tendremos la necesidad de mendigar amor porque el AMOR se habrá convertido en la nueva normalidad.


Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
POEMA: “NO HABLEMOS MÁS”
No hablemos más de amor, ni de apegos, ni de sexo, ni...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.