MARTIN LUTHER KING: EL PODER DE UN SUEÑO

Martin Luther King fue un activista que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del movimiento por los derechos civiles afroamericanos. Además participó en numerosas protestas contra la guerra de Vietnam y la pobreza en general. Por esa lucha encaminada a terminar con la segregación estadounidense y la discriminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964. 

Comenzó su actividad desde muy joven. Organizó y llevó a cabo diversas manifestaciones pacíficas reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos para la gente de color de los Estados Unidos. Es famoso por su gran discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño). Imaginaba un mundo donde las personas pudieran vivir en igualdad, sin estar divididas por el color de su piel. Soñaba con la libertad y la justicia. Su discurso fue considerado como una intervención histórica, una lucha contra la discriminación (artículo de Susana de la discriminación), un grito a la igualdad.

Tengo un sueño, sueño que mis cuatro hijos vivan un día en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel sino por su carácter. (…) sueño que un día en Alabama las niñas y los niños negros puedan tomarse de la mano con las niñas y los niños blancos como hermanas y hermanos”.

Gracias a él se extendería por todo el país la conciencia pública sobre el movimiento de los derechos civiles y se consolidaría como uno de los más grandes oradores de la historia estadounidense. 


Martin Luther King: un defensor de los derechos civiles

Martin Luther King fue un líder social. Para él la no violencia no era solo justa sino indispensable. Promovía que por muy justa que fuese la causa de origen, la violencia significa el error y el ciclo de venganza de la Ley del Talión. “Utilizando la violencia podéis matar al mentiroso pero no podréis matar la mentira, ni restablecer la verdad. Utilizando la violencia podréis asesinar al rencoroso pero no podréis matar el odio. Es más, la violencia hace crecer el odio. Y esto continua“.

Afirmaba también que el fin no podía justificar los medios: “siempre he predicado que la no violencia exige que los medios que utilizamos deben ser tan puros como el fin que perseguimos. He intentado dejar claro que está mal utilizar medios inmorales para alcanzar un fin justo. Pero debo afirmar ahora que también está mal, todavía peor, utilizar medios morales para preservar un fin inmoral”. Más allá de su lucha por la igualdad racial y del discurso “I have a Dream”, señaló que la igualdad racial no devenía solo de las leyes que defienden a la persona, sino sobre todo de la manera en que esa persona se percibe a sí misma.

Promulgaba la igualdad racial, la libertad y el orgullo. Reivindicaba el pacifismo y el compromiso personal. Subrayaba que la no violencia no era solo un método justo sino también un principio que debía ser aplicado a todos los seres humanos, fuesen de donde fuesen.

Y nos debemos preguntar: ¿qué ha ocurrido después de esta lucha por la igualdad y la libertad? Pues que sigue habiendo discriminación en el mundo. Una reivindicación que sigue siendo un sueño. Sus metas aún siguen pendientes pero su figura es una inspiración para el mundo.


Written By
More from inspiracion W
MALDITOS PREJUICIOS SOCIALES
Nuestros prejuicios están arraigados profundamente en nuestra cultura y sobre todo en...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.