LUCES Y SOMBRAS: LA CAÍDA DE LOS MITOS

Personajes que son mitos, con sus luces y sombras, como la vida misma. Agnes Gonxha Bojaxhi es el nombre real de Teresa de Calcuta, la monja beatificada en 2003 por el Papa Juan Pablo II y posteriormente canonizada por el Papa Francisco el 4 de septiembre de 2016 mediante la correspondiente misa que congregó cerca de 120.000 personas en la plaza de San Pedro del Vaticano. A lo largo de su existencia Teresa de Calcuta abrió más de quinientas misiones de acogida para los pobres y enfermos en multitud de países. Esa es la parte visible de su historia pero la triste realidad es que los médicos que pudieron visitar esas misiones, pasaron a denominarlas como “casas de la muerte”.

Algunos voluntarios afirmaban que ataban a los niños a las camas. A los pacientes terminales solo les daban aspirinas y las monjas reutilizaban las agujas hipodérmicas. Muchas personas enfermas acudían a esos centros buscando atención médica pero se encontraban con una gran falta de higiene y con la escasez de medicamentos adecuados. Anges Gonxha creó una fundación con la que recaudó cientos de millones de dólares que fueron transferidos a las cuentas bancarias de la Orden de las Misiones de la Caridad. Ni un solo billete llegó a la India. Recibió muchas críticas y ella se limitó a decir que “hay algo hermoso en ver a los pobres aceptar su suerte, sufren como la pasión de Cristo”. Cuando Teresa de Calcuta cayó enferma fue tratada en los mejores hospitales de Estados Unidos.

A Charles Chaplin el mundo entero le conoce por su apodo “Charlot”. Un actor que hizo reír a millones de personas con su bigote, su bastón, su bombín y su estrafalario traje. Bajo esa apariencia de buena persona a la que siempre le ocurren cosas malas, yacía la verdadera personalidad de Chaplin: iracundo, celoso de sus compañeros de rodaje, sádico, tirano… y amante de las muy jovencitas. Charles Chaplin se casó cuatro veces y tuvo once hijos.

Cuando él tenía 29 años contrajo matrimonio por vez primera con una niña de 16 años. El matrimonio duró dos años. Con 35 años se casó por segunda vez con una jovencita de 17 años. La vida de Charlot transcurrió entre películas, divorcios costosos, manutenciones de hijos y sonadas críticas por su dedicación a las faldas de las más jovencitas. Después de su tercer matrimonio fallido decidió mudarse a Suiza donde formó su cuarta familia con una joven de 18 años. Tuvieron ocho hijos.


Más mitos de la Historia con un lado oscuro

Elvis Aron Presley tuvo una madre muy protectora, demasiado. El cantante más famoso del mundo creció con una mentalidad infantil. Tanto es así que se habituó a relacionarse con menores de edad que él solía llamar “sweet cherries” (cerezas). Mantenía relaciones con niñas que no superaban los 14 años. De hecho cuando conoció a la que más tarde sería su esposa, Elvis tenía 24 años de edad y Priscilla solo 14 primaveras. Fueron legendarias las fiestas con drogas y alcohol en Graceland así como las ansias desenfrenadas de Elvis por poseer mujeres vírgenes, niñas sobre todo.

El autor de uno de los temas con más versiones en el mundo entero murió electrocutado en 1978 al querer cambiar una bombilla recién salido de la ducha. Claude François escribió “Comme d’habitude” en 1967, tema que dos años más tarde Frank Sinatra popularizó como “My way”. La relación del cantante francés con sus fans se podría calificar de estrambótica. Muchas jovencitas obnubiladas por Clocló dormían en el portal de su vivienda, le perseguían cuando salía de su casa con la única intención de robarle un beso o mendigar una caricia. Y él se dejaba hacer. Dejó embarazadas a muchas menores de edad. Se desconoce el número de su prole ya que muchas de esas niñas tuvieron que abortar.

Clocló, como era conocido en Francia, aseguró a la prensa inglesa que metió en su cama a más de 3.000 mujeres ¿cuántas de ellas no habían cumplido aún los 16 años? Todos los cantantes en aquella época tenían su club de fans pero las niñas de entre 8 y 15 años que seguían y perseguían a Claude François, eran legión. Para esas niñas en plena pubertad él era el paradigma del erotismo. Miles de gargantas gritando su nombre cuando él se arrancaba la camisa en el escenario. Cuando su carrera artística estaba en lo más alto, decidió sacar a la luz una nueva revista: “Absolu”, de temática erótica y con fotos realizadas por él mismo bajo un pseudónimo. Sus modelos no superaban los 16 años. Hoy día sería visto como pornografía infantil.

Mahatma Gandhi, el hombre que consiguió derrotar a todo un imperio sin violencia, fue en su juventud racista y clasista. Pertenecía a la casta de los banias, fundamentalmente dedicada al comercio. Su padre era el primer ministro de Porbandar, un principado al Norte de la India. Su familia lo entregó en matrimonio con 13 años. Posteriormente lo enviaron a Londres para cursar los estudios de Derecho. Volvió a la India pero sus padres ya habían fallecido por lo que su influencia se vio mermada. Comenzó a trabajar como agente comercial y ya con cuatro hijos se marchó a Sudáfrica.

Gandhi admiraba sobremanera la cultura europea. Tanto es así que fomentó el apoyo indio a la causa británica en la Primera Guerra Mundial. Más tarde cambió radicalmente de actitud cuando los ingleses cargaron contra una multitud de manifestantes matando a 400 personas. Su activismo le llevó a entrar y salir de prisión varias veces. Llevó a extremos su filosofía de la no violencia llegando a renegar de la medicina tradicional por la “violencia de ésta al matar a los microbios”. Pero el lado más sombrío de Mahatma Gandhi fue su relación con el sexo.

Se casó muy jovencito y tenía fama de fogoso. Cuando cumplió los 38 años de edad, decidió renunciar al sexo. De ahí que en su vejez desarrollara una fijación por dormir con una o dos jovencitas desnudas para ejercitar su autocontrol. Dicen que por eso no le otorgaron nunca el premio Nobel de la Paz, a pesar de estar nominado cinco veces.

Todos ellos son considerados como mitos en la historia de la Humanidad. Todos ellos han dejado su impronta en nuestra civilización. Pero todos ellos tenían su lado oscuro. Ese lado oscuro que muchos se afanan en ocultar bajo los focos de la religión, la canción, el cine y una filosofía de vida. Hoy día y gracias al ¿maravilloso? invento que es Internet, sabemos de la vida y obra de muchas personas… O mejor dicho: creemos saber de ellas. La triste realidad es que lo que vemos a través de nuestras pantallas solo son bustos parlantes.

La vida real es totalmente diferente. Nos inundan con vídeos en TikTok, protestas en Twitter, discursos en YouTube; algunos se atreven a decirte cómo tienes que vestir, qué tienes que comer y cómo vivir tu vida y para ello no dudan en utilizar artimañas varias. “Si haces ejercicio, te curarás del cáncer”. “Bebe lejía y no pillarás el coronavirus”. “Al mundo vendrán 13 millones de naves…”

Más pronto o más tarde se sabrá la verdad de todos esos personajes que pululan por las redes sociales. De todas esas personas con miles e incluso millones de seguidores. Esos cantantes millonarios que violan niñas, los galenos que no pueden ejercer y se atreven a dar consejos médicos, los iluminados que predicen el futuro vestidos con túnicas. Ellos querrán convertirse en mitos pero cuanta más luz intentan arrojar, más sombras crean.


Tags from the story
, ,
More from Indiscreta Mirada
FEMINISMO, CÓDIGO PENAL Y EFEMÉRIDES
Tal día como hoy 22 de junio se firmaba en Alemania un...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.