LOS GURÚS DE INTERNET: UN MAL EN EL MUNDO

Cuando uno se encuentra navegando en Internet es muy común ver anuncios, sobre todo en las redes sociales. Hay anuncios de todo tipo como se puede observar, pero de los que hoy vamos a hablar aquí es de los Gurús de Internet que se encuentran en los medios sociales: el espacio perfecto para promocionar sus servicios.

Los Gurús y sus ventas mágicas

¿A qué se le suele decir Gurús de Internet? Bueno para mí, para ser sintético, es toda persona que vende servicios o productos rimbombantes por la red, que tienen un cierto tufillo mesiánico, es decir, te venden que con sus servicios y sus estrategias, que casi siempre tienen una metodología oculta, secreta y que han conseguido gracias a años de experiencia en ese tema, uno va a poder obtener muchas cosas en poco tiempo. Estas cosas pueden ser: utilidades, dinero, ventas, clientes, conocimiento, fluidez en idiomas, habilidades para la seducción, entre tantas otras cosas.

Este tipo de servicios también existen fuera de línea, pero las redes e Internet potencian su alcance y su eficacia publicitaria. Está de más decir, que cada uno es libre de vender y comprar lo que quiera por Internet, pero no podemos dejar de reflexionar en el trasfondo de todos estos productos mágicos que nos venden, y lo molesto que son los anuncios, porque si cometemos el error de ver uno, el oscuro entramado algorítmico de las redes nos mostrará anuncios similares muchas, pero muchas veces más. 

Al principio pueden parecer bizarros o graciosos, pero cuando ves, por ejemplo, que te venden la fluidez de un idioma en tres meses, la seguridad financiera en simples pasos, la efectividad publicitaria con un método que sólo conoce el Gurú y su séquito digital, uno se pone a pensar a cuánta gente habrán engañado. Más cuando el mismo personaje vende varios productos de esta índole.

Su éxito: el camino fácil para conseguir los objetivos

También está el hecho de que hay gente que, quizás quiera ahorrarse los esfuerzos de aprender un idioma, aprender a ahorrar o investigar sobre estrategia publicitaria. Los Gurús con sus soluciones magistrales, encuentran un target para vender sus secretos muy fácilmente. La clave de su éxito podría radicar en estas personas que buscan el camino fácil.

El caso que más me irrita es cuando venden métodos de marketing digital, porque por ejemplo, en mi universidad existe la carrera de licenciatura en marketing. Para que existirá la carrera si el Gurú tiene la verdad y deja atrás los antiguos paradigmas. En el caso de los idiomas, hay gente que necesita aprender un idioma por trabajo o para adaptarse a un nuevo país y los Gurús, llegan con la esperanza de enseñar métodos para ser fluido en una nueva lengua en unos meses.

No voy a caer en la tentación de nombrar ningún personaje de estos porque de alguna manera es hacerles publicidad. Por otra parte, en YouTube hay varios influencers que chequean estos servicios y productos pero, a mi ver, ni siquiera hay que llegar a esa instancia, no vale la pena perder tiempo y dinero.

Publicidad “tóxica”

Uno puede encontrar en empresas serias, instituciones o universidades consagradas, cursos de marketing, finanzas, liderazgo y de toda índole a bajo costo o bien gratis. Así que, hay otro punto en contra de los Gurús. 

Internet es genial pero tiene estas cosas. Lo malo no es que alguien venda técnicas de seducción exitosa en un método que empieza con una “master class” gratuita para luego acceder al curso completo con descuento, el problema es interferir en la autoestima de las personas que necesiten o que creen necesitar ese tipo de cosas. Jugar con las necesidades, carencias y conflictos psicológicos está mal siempre.

Sé que muchos dirán: “pero de eso se trata la publicidad”, pero no. La publicidad es una ciencia social o una expresión de ésta. En todo caso se sirve o se nutre del conocimiento de la psicología para obtener recursos. Los Gurús meten el dedo en la llaga: cobran mucho dinero por servicios o productos que oscilan lo mágico. Yo lo llamo a esto: publicidad tóxica. Perdón si soy muy obvio.

Consigue tus objetivos con esfuerzo

En Latinoamérica se popularizó este método de publicidad con anuncios que empiezan preguntando: ¿Quieres ser tu propio jefe? No podemos ser Elon Musk de la noche a la mañana y menos lo lograremos ejerciendo el comercio minoritario.

Quizás te irá bien si emprendes durante años esta actividad, pero estoy seguro de que te costará tiempo alcanzar la seguridad financiera y si lo logras, no es por la metodología del Gurú, ni revendiendo sus productos, es por tu empeño, capacidad y esfuerzo. Nadie puede hacerse eco de tus logros.

No es que quiera ponerme moralista, pero como mencioné antes, las redes sociales se prenden en el juego de los Gurús, recibiendo dinero por estos anuncios extravagantes. A veces tenemos que pagar suscripciones premium para no verlos, es decir, terminamos gastando dinero nosotros.

Para cerrar, al lector que haya adquirido algún servicio o producto de algún Gurú, lo invito a comentar abajo para ver cómo le fue.


More from Guillermo Coronel
EL FUTURO A LA VUELTA DE LA ESQUINA: 5 PROYECTOS INNOVADORES
Pensar que hasta hace poco tiempo había un disco para marcar los...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.