LA CRUELDAD DE LA MUERTE DE LOS DERECHOS: LA LIBERTAD Y LA VIDA

Yo creí que existía el ser humano y los derechos humanos, pero la realidad es que somos papeletas, números en serie sin ápice de humanidad. Siempre los más débiles y susceptibles sin defensa, abandonados a la mano de Dios.

Qué solos se quedan los muertos era la afirmación de un poeta, pero en la actualidad habría que decir que solos se quedan los vivos camino de la muerte. Sin familia, sin una mano amiga, sin despedida, sin abrazar por última vez a los suyos y aunque en su testamento vital no quieran eutanasia, se le aplica.

El nazismo más absoluto, decidiendo quién vive y quién no. Se condena a muerte al mayor sin cometer ningún delito, trabajando toda su vida y queriendo vivir. Además el derecho a la asistencia sanitaria, a la salud, está recogido en la Constitución. El mayor no tiene derecho a un respirador porque se le da al joven. Jamás un gobierno debería permitir esta negligencia, pero cuando la negligencia está en gobiernos presididos por personalidades narcisistas está claro; no hay empatía con los demás, no importan. Sólo existe su ego y protagonismo.

Derechos de libertad y vida
“No pasa nada… Y si pasa, no importa”

Pero surge una luz y el milagro en personas con alma solidarias como Amancio Ortega. Ha hecho más que un gobierno. Y LA MEJOR POSITIVIDAD Y PSICOLOGÍA EN TIEMPOS DE CATÁSTROFE SON NUESTRAS FUERZAS ARMADAS, LA UME.

Levantar un hospital de campaña con capacidad para 5500 personas y UVIS. Además la mejor garantía del orden. Exponen su vida igual que los sanitarios, enfrentándose a un posible contagio. Pero siguen al pie del cañón, lejos de su familia y sin garantías ni protección. Mientras esos miembros del gobierno contagiados que tanto alaban los hospitales públicos van a los privados de lujo.

Surgirá de nuevo la esperanza creyendo en la prevención, en la ciencia, en la medicina, porque hay personas con ángel, con alma, a las que uniremos con nuestras manos, cerca y en la distancia, con nuestros esfuerzos formando el equipo más maravilloso del mundo regido por ese rasgo fundamental: LA HUMANIDAD.

NO PASA NADA Y SI PASA NO IMPORTA“, esta era la frase de mi padre, un sanitario ejemplar. Quiere decir que no desperdiciemos nuestra energía en negatividades, en pensar en fracasos cuando a lo mejor pronto se verá el sol y la alegría. Y lo inevitable ya vendrá si viene pero si no viene es un gasto mental inútil. Pensemos en positivo, soñemos en positivo y todo se trocará en el mayor de los éxitos: LA VIDA.

Pilar Enjamio. Psicólogo.

Written By
More from Pilar Enjamio

LA CUSTODIA DE LA HIJA DANA LEONTE PARA FLORIN Y FAMILIA MATERNA

La desaparción de la joven rumana Dana Leonte todavía no está resuelta...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.