LAS REDES SOCIALES: LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Billones de personas en el mundo son usuarios de alguna red social. Estas plataformas se han constituido como medios sociales virtuales que en teoría conectan a la gente y a la vez, son el modelo de negocio más exitoso de los últimos tiempos. Su crecimiento y su impacto en la vida y en la sociedad, vienen repercutiendo en escenarios políticos de varios países de forma contundente.


Las redes sociales y el control de nuestros datos

Probablemente algún lector ya se está dando cuenta de que vamos a hablar del caso de Estados Unidos y la red Tik Tok o de los reiterados escándalos de su presidente con la red Twitter. Y sí, es cierto: es que es algo muy insólito. Si tenemos alguna cuenta Google, usamos Facebook o Twitter, nos atenemos a las reglas de empresas que tienen todos sus «data center» en ese país. Lo que significa que por Estados Unidos pasan todos nuestros datos y nos ajustamos a su legislación y regulación de privacidad de datos de allí.

Por lo que China no te puede espiar pero Estados Unidos sí, y nosotros le damos el consentimiento al aceptar las condiciones. Como se suele decir en el negocio de las redes sociales: los usuarios no son los clientes sino los productos. Somos los prospectos y potenciales clientes de anuncios publicitarios, de «target» de millones de marcas y servicios. De esta manera, mientras más tiempo pasamos en las redes, mayor probabilidad tienen de enchufarnos algo. Este algo no necesariamente implica comprar algo, puede ser ver un sitio o dar un click, y para muchos, ya basta.


Razones para abandonar las redes sociales según Jaron Lanier

El tecnólogo y escritor Jaron Lanier habla muy bien de estos temas en el libro «Diez razones para abandonar las redes sociales«, desarrollando los siguientes argumentos a largo de esa atrapante obra, acerca de por qué hay que dejar de usar estas plataformas:

1. Estás perdiendo tu libre albedrío.

2. Renunciar a las redes sociales es la manera más precisa de resistir a la locura de nuestros tiempos.

3. Las redes sociales te están volviendo un idiota.

4. Las redes sociales están minando la verdad.

5. Las redes sociales están haciendo que lo que dices no importe.

6. Las redes sociales están destruyendo tu capacidad de empatía.

7. Las redes sociales te están haciendo infeliz.

8. Las redes sociales no quieren que tengas dignidad económica.

9. Las redes sociales están haciendo que la política sea imposible.

10. Las redes sociales odian tu alma.


¿Los gobiernos controlan las redes?

Si bien es una mirada de un autor en la que la gente puede estar de acuerdo o no, este autor brinda fundamentos muy sólidos, siendo unos de los pioneros que empezaron este tipo de negocios en Sillicon Valley décadas atrás.

Y  lo cierto es que, como se desarrolla en el libro, no solo en Estados Unidos, las redes sociales se han visto involucradas en la trama política de lleno. Hay muchos casos emblemáticos de gobierno que prohiben ciertas redes, o bien controlan con medidas de “ciber patrullaje” las interacciones que los ciudadanos tienen en ellas.

Es muy incierto el futuro de las redes, más en los países donde no hay una legislación inteligente que entienda cómo funciona este universo y el ecosistema que hay detrás. Los gobiernos avanzan sobre políticas de control y a la vez, estas redes le dan una mano en ello, directa o indirectamente, a los gobiernos de las potencias mundiales, tal como lo ha sabido mostrar Snowden.


¿Vulneración de la libertad de expresión?

Volviendo al título del artículo donde menciono las palabras «libertad de expresión» es todo un tema para hablar horas y horas, además creo que debemos reflexionar sobre ello. En principio porque casi todo el mundo tiene en su bolsillo, ese geo localizador portátil que sabe todas nuestras preferencias, y que está al tanto de todas nuestras comunicaciones, cuya información es almacenada a discreción porque nosotros le cedemos esas facultades.

En muy pocos países del mundo tenemos la potestad de ser propietarios de algo, pero la verdad es que no porque aceptamos sus «términos de privacidad«, ya que si no, no podríamos usar el software del teléfono móvil.

El mencionado libro de Lanier que recomiendo sobremanera, plantea alternativas y salidas ante estas problemáticas. Pero de todas formas, estos debates deben ser abiertos para todo el mundo, no solo para los especialistas, ya que todos usamos dispositivos móviles que saben dónde estamos y todo lo que hacemos. Creo que hay que trabajar para concienciar a todas las esferas de la sociedad, más cuando vemos casos tan dramáticos referidos a la libertad de expresión y el control de los gobiernos como los que mostramos al principio .


Las redes sociales: del paraíso al mismísimo infierno

El paraíso que nos prometían las redes sociales quedó en una ilusión. Ahora cuando en las principales potencias del mundo se dan casos estrepitosos de control, fake news y manipulación de datos que afectan el orden democrático de las naciones, el mundillo de las redes no se muestra para nada alentador, y se torna como la mismísima representación del infierno.

Creo que el ser humano arruinó un entorno en donde podríamos aprovechar un espacio de libre comunicación y conexión con los hábitos de nuestras vidas, y convertirlo en un ecosistema moderno, dinámico y virtual. Pero como estamos viendo, lo estamos empezamos a arruinar si no estudiamos y debatimos estas consecuencias. Éste es nuestro modesto aporte desde nuestro lugar.


More from Guillermo Coronel
¿PLATAFORMAS DE CITAS O A LA ANTIGUA?
¿Viejo debate, no?  En esta ocasión les traigo un viejo debate que...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.