LAS «ESTRELLAS» PUEDEN DEJAR DE BRILLAR

El pasado 9 de abril tuvo lugar en el Goodison Park de la ciudad inglesa de Liverpool, el encuentro de fútbol entre los equipos Everton y Manchester United. Un partido que se ha hecho tristemente conocido, no por su resultado o por su juego, sino por el comportamiento de una de las estrellas del equipo perdedor: Cristiano Ronaldo. Y es que esta persona que posee una de las mayores fortunas en el mundo deportivo, agredió a un niño con autismo.

El astro portugués salió enfadado del terreno de juego y de entre todas las personas que le estaban grabando con el teléfono móvil, fue a dar un manotazo al de este niño, dejándole un hematoma y en estado de shock. Dicen que hay una investigación en curso y que la policía está analizando las imágenes del estadio para determinar si se ha cometido un delito. La Federación Inglesa de Fútbol también estudiará lo que ellos denominan “el incidente”. Era la primera vez que el chaval de 14 años acudía a un estadio para ver un partido de fútbol. Ahora ya no quiere volver.

Según su madre el joven padece de un trastorno del espectro autista (TEA) y de dispraxia. El autismo es una discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales, de comunicación y conductuales. Hay mucha literatura en Internet sobre sus características, etiología, detección y diagnóstico pero es algo que no se distingue fácilmente. Porque para la sociedad actual en la que nos ha tocado vivir, tan de postureo y tan de apariencias, esta enfermedad es invisible ya que no tiene señal alguna en el aspecto físico de la persona que la padece. Esto no es óbice para que un deportista de élite pague su mal perder rompiendo el teléfono móvil de un aficionado.


Las «estrellas» deben dar ejemplo a los niños

Horas después de este incidente, Ronaldo se disculpó a través de sus redes sociales. “Nunca es fácil gestionar tus emociones en momentos difíciles como los que vivimos”, escribió en su Instagram. Bonito ejemplo para los miles y miles de infantes que adoran el fútbol y tienen la camiseta con el número 7. Tanto es así que la Organización No Gubernamental “Save The Children” de la cual Cristiano Ronaldo es embajador desde hace años, ha tomado cartas en el asunto. La ONG ha rescindido el contrato con él ya que la labor de esta Organización es la protección de los menores.

El éxito y repercusión mediática de muchas estrellas del fútbol y de otros deportes ha hecho que acumulen bienes y ceros en sus cuentas bancarias. Muchos de ellos tienen un lado comprometido y solidario. Es cierto que Ronaldo es un jugador mediático que ha sido y es solidario en muchas ocasiones donando a causas benéficas, investigaciones contra enfermedades, infraestructuras o el cuidado del planeta. Ha realizado numerosas y cuantiosas donaciones a lo largo de su carrera. Por ejemplo, financió los cuidados médicos de las 370 víctimas de los incendios producidos en el centro y norte de Portugal.

Alguien podría decir: bueno un error lo tiene cualquiera, pero ellos no se pueden permitir este tipo de «errores», ellos no son «cualquiera». Actuar de una manera violenta no es normal. Deben mostrar unos valores a los niños porque son grandes referencias para ellos. Es lógico que podamos pensar como él dice, que hay que gestionar las emociones en momentos en los que sus pulsaciones están muy altas pero ¿cómo puede ocurrir un gesto así hacia otra persona, en concreto un niño? Cada uno da lo que lleva dentro y en los peores momentos es cuando se ve el interior de las personas. Jamás un acto de violencia puede sex excusado. El buen comportamiento y los valores deben mostrarse siempre y no ser un simple «postureo».

Su imagen pública ha quedado muy dañada porque el vídeo de la agresión ha dado la vuelta al mundo. Ha perdido muchos millones con la rescisión de este contrato. ¿Y qué hace la estrella del fútbol? Publicar en su story una foto posando sonriente, en bañador y presumiendo de sus abdominales. El padre de cuatro hijos y con mellizos en camino dice que “hay que ser respetuosos, pacientes y dar el ejemplo a todos los jóvenes que aman el juego bonito”. Y añade que “como muestra de juego limpio y deportividad, me gustaría invitar a este seguidor a ver un partido en Old Trafford”. Después de semejante acto de violencia hacia un menor de edad, sus palabras han perdido toda la credibilidad.

Otra de sus frases que quedó para la historia fue: “sé que soy un ejemplo, cien por cien. Sobre el terreno de juego y fuera de él. La verdad siempre sale adelante”. Esto lo dijo a raíz de la denuncia por una supuesta violación a una modelo en un hotel de Las Vegas en Estados Unidos en el año 2009. Aunque inicialmente llegaron a un acuerdo económico para no ir a juicio, el movimiento #MeToo contra el acoso sexual, hizo recapacitar a la mujer y quiere que se reabra el caso. Ronaldo es la imagen de decenas de marcas publicitarias. Su principal sponsor Nike le paga casi 25 millones de euros al año y en un comunicado oficial los responsables de la marca se mostraron “profundamente preocupados” por estas acusaciones.

Y aquí no acaba la supuesta carrera delictiva del astro de la pelota. Y es que también admitió cuatro delitos por evasión fiscal de impuestos entre 2011 y 2014, siendo jugador del Real Madrid. Fue condenado a 23 meses de prisión, pena que no se ejecuta por ser menor de dos años, y al abono de una multa de casi 20 millones de euros. Casualmente fue fichado por la Juventus unos meses después.


Tags from the story
, ,
More from Indiscreta Mirada
EL CRIMEN DE ORADOUR-SUR-GLANE
Las guerras auspiciadas por unos cuantos líderes desde sus cómodos despachos, esas...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.