LAS CREENCIAS SOCIALES

Los ejemplos que se citan en el artículo son totalmente ficticios. Solo pretenden ejemplificar con más claridad y para un mayor entendimiento los presupuestos que se exponen. 

Las creencias son ideas integradas que sirven de filtro para ver el mundo. Nos guían, nos generan pensamientos, emociones y actitudes ante la vida. Tienden a orientarnos para atender la realidad vital. A veces las creencias condicionan nuestra percepción hasta el punto de limitar nuestra capacidad de pensar o actuar de forma coherente y razonable. Muchas creencias son inconsistentes e irracionales. Además pueden integrarse en la conciencia de las personas como si fueran veraces si se cumplen determinadas premisas. 

  • Tendemos a creer la información que nos produce emociones. Las emociones nos sensibilizan y favorecen que se instalen las creencias. El miedo es la emoción más poderosa. La ilusión o la confianza también pero son secundarias. El cerebro reacciona antes ante un potencial peligro que ante una situación potencialmente beneficiosa. 

Así, si nos dicen que si usamos ropa de licra nos puede producir cáncer de piel, dejaremos de usar ropa de licra muchas más personas. Lo haremos con mucha más probabilidad que si nos dicen que usarla nos ayuda a prevenirlo o nos mejora la salud. 

  • Pero si la información es coherente con ideas previas conocidas o esperadas, es más fácil que se instauren creencias. 

Todos sabemos que la piel es sensible a determinados tejidos y que puede afectarse con reacciones diversas. El cáncer puede ser una reacción degenerativa factible. 

  • Desde el momento en que la información nos la transmiten fuentes de confianza, conocidas, medios de comunicación o perfiles que tienen autoridad en ese tipo de información. 

Si nos lo dicen amigos, familiares y además lo dicen los medios de comunicación, basándose en alguna fuente científica aparentemente fidedigna (dermatólogo u oncólogo) es seguro que el mercado textil de la licra se vea seriamente afectado. 

  • Cuando la información se repite mucho y llega por varias fuentes es una forma absolutamente segura de que la creencia se integre y se vuelva difícil de modificar. 

Si están bombardeándonos constantemente desde la televisión, los periódicos, la radio, etc., con la información de los peligros para la salud de los tejidos de licra asociándolos con el cáncer de piel. Y si además la gente no para de hablar ello, la creencia se va consolidando cobrando solidez. 


Creencias que se refuerzan de unos a otros…

  • Si se presenta con ejemplos, gráficos o material audio visual, la información es mucho más fácil de asimilarse como verdadera. 

Cuando nos muestran por cualquier medio informativo o red social, videos o imágenes que enseñan distintos tipos de tumores de piel asociándolos a prendas de licra, vemos su evolución en la piel y la formación creciente de células cancerosas, ya no habrá mejor forma de confiar en la información. 

Si mucha gente se lo cree, se comienza a convertir en tema viral que se transmite de unas personas a otras y se suelen contar ejemplos personales que lo refuerzan. 

La gente comenta con ejemplos que alguien le ha contado o que incluso, ha visto que es verdad, que la licra produce cáncer. Y como el teléfono escacharrado, se comienzan a difundir bulos y rumores que confirman la información del daño oncológico en la piel cuando usas camisetas, pantalones, bragas, medias o calzoncillos de licra. 

  • Cuando ya creemos la información que se ha querido establecer, la evidencia que contradice la creencia refuerza la creencia. Nos quedamos conectados con los detalles de la información de la creencia inicial. Y relativizamos las evidencias que descartarían dicha información, porque ya se ha instalado como veraz. 

Es decir, si alguien demuestra que los tejidos de licra se han usado durante años y que no hay información de que eso dañe la piel. Si además hay datos que confirman que la licra es un tejido inocuo. O se dice que la información que se está difundiendo probablemente esconde otros intereses porque están queriendo introducir otros tejidos en el mercado y la licra es más competitiva, las personas tienden a aferrarse a la creencia de forma más intensa. Tienden a buscar la forma de desacreditar y negar la información evidente . 

Es difícil desarmar una creencia porque hacerlo genera disonancia y resistencia. Preferimos lo que ya sabemos porque nos da confianza, a lo que lo contradice porque nos produce inseguridad. 


Cuidemos la información que recibimos

Sin embargo, se pueden cambiar las creencias. 

  • Si se da información que explique la creencia y otra que desmonte la creencia, puede abrirse la conciencia de quien lo escuche. Y no habrá un vacío de información que genere inseguridad. 

Si por ejemplo se explica que la creencia contra la licra surge de que es un material poco transpirable y luego se establecen ejemplos utilizando información que aporte los beneficios de la licra y sus buenos resultados para que la piel esté más hidratada. 

  • Para desmontar la creencia instaurada, si se utiliza información compatible con dicha creencia pero con la idea de ayudar a ver otras opciones que minimicen el miedo inicial que activó su entrada

Si por ejemplo se habla de los grandes beneficios de la licra y que usada con ropa de algodón se equilibra el PH y favorece la alcalinización de la piel. Además usar prendas de licra haciendo ejercicio ayuda a rejuvenecer los tejidos. 

  • Si se consigue reducir el miedo inicial que creó la información que instauró la creencia, se puede progresivamente con mensajes alternativos positivos, coherentes y gráficos, cambiar la creencia irracional. 

La licra es un tejido saludable que favorece la activación del sistema linfático, libera toxinas del cuerpo. Favorece la lipolisis y la regeneración celular. Repara y reequilibra las distintas capas de la piel, favoreciendo la reparación de fibras de colágeno y elastina. 

  • Si se difunden lo máximo posible las ventajas de la licra, los usos posibles, su naturaleza y funciones, sus grandes beneficios con imágenes y lenguaje rimbombante y de base científica, con testimonios y publicidad, no solo se relativiza el miedo a la creencia instaurada sino que se irá desvaneciendo. 

Diferentes investigaciones relacionan la licra con el rejuvenecimiento de la piel. Tal o cual doctor en dermatología afirma los beneficios de la licra. Nuevos tejidos de licra demuestran cambios en el cuerpo y favorecen las conexiones del sistema nervioso a medida que se estimula el tejido conjuntivo de la dermis. La licra un tejido altamente saludable para el cuerpo y la mente. 

  • Nunca hay que intentar quitar una creencia amenazante por irracional que sea por otra también amenazante. Siempre hay que utilizar información que ilusione y dé confianza. El miedo tiende a bloquear e impide que se desmorone la creencia inicial instaurada.

Además aparecerán nuevas informaciones negativas que producirán conflicto cognitivo y se tenderán a desechar para evitar la sobrecarga tensional que produce. Por eso la base testimonial es fundamental. 

Deportistas que usan habitualmente tejidos de licra prolongan su vida en diez años. El uso de tejidos de licra activa endorfinas que conectan con fibras neuronales del hemisferio derecho del cerebro, favoreciendo la creatividad y el rendimiento deportivo.

Las creencias son supuestos que vencen a la evidencia. Las mejores creencias son las que se instauran desde la experiencia. Pero la mayoría de las que se utilizan para manipular socialmente se basan en presupuestos de marketing poco fundamentados pero que consiguen adiestrar a la mente colectiva. 


Tags from the story
More from Ana María Álvarez Sánchez
¿VIVIR O SOBREVIVIR?
Cuando reduces el concepto de vivir al de sobrevivir es porque realmente...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.