LA RESPIRACIÓN, NUESTRA ALIADA VITAL