LA REINA DEL SOUL

Aretha Louise Franklin nació el 25 de marzo de 1942 en Memphis (Tennessee) y creció en Detroit. Su padre era Clarence LeVaughn Franklin y su madre Barbara Franklin. El era predicador y ella cantante de góspel. En Estados Unidos la música religiosa o espiritual surgió en las iglesias protestantes evangélicas en el siglo XIX, haciéndose muy popular en 1930. La palabra “góspel” proviene del vocablo godspel que significa “palabra de Dios”. Las letras de las canciones reflejan los valores de la vida cristiana.

Así fue como Aretha comenzó su carrera como cantante: en la iglesia Bautista de Detroit fundada y regentada por su padre C.L. Franklin. El la animó a dar sus primeros pasos como solista. Su voz encandilaba a todos los presentes. El predicador y su coro recorrían el Sur con sus voces y sus rezos animados siempre por esa música que penetraba en lo más recóndito de sus almas.

En una de esas giras por el país un compañero de colegio dejó a Aretha embarazada con tan solo 12 años de edad. Ella nunca quiso hablar del tema. Clarence nació el 28 de enero de 1955. Para los seguidores del predicador era más que evidente que no solo sermoneaba en el día. Por las noches aquello se convertía en un circo sexual como llegó a calificarlo el propio Ray Charles. De hecho el padre abusó de una niña de su congregación y así nació la hermanastra de Aretha. La madre tenía la misma edad que ella: 12 años.

Aquello no frenó su más que reciente carrera musical auspiciada por el predicador. Pero dos años más tarde, cuando contaba 14 años de edad, un amigo la dejó preñada de nuevo. Su segundo hijo Edward nació el 22 de enero de 1957. Ambos niños quedaban al cuidado de la abuela mientras Aretha salía de gira y consolidaba su carrera.


Aretha, una voz única

Martin Luther King era íntimo de la familia e igualmente predicador de la iglesia bautista. Conocido activista, lideró el movimiento por los derechos civiles para los afroestadounidenses, hizo campaña contra la guerra del Vietnam y la segregación en Estados Unidos. En esa gira Aretha con 16 años, colaboró con él para ayudarle a recaudar fondos para la causa. Lamentablemente unos pocos años más tarde cantó en el funeral del doctor King.

Con 19 años edad se casó con Teddy White. Tuvo a su tercer hijo en febrero de 1964. Teddy ejercía de proxeneta al mismo tiempo que representaba a su esposa y le conseguía contratos para cantar en los clubs. Tres años mas tarde se divorció alegando violencia doméstica. En 1970 y fruto de la relación con su director de giras Ken Cunnigham, nació su cuarto hijo, Kecalf. En 1978 se volvió a casar con el actor Glynn Turman del que se divorciaría en 1984.

Tuvo cuatro hijos de cuatro hombres diferentes. Se casó y divorció dos veces. Por su casa familiar pasaron grandes artistas como Duke Ellington, Ella Fitzgerald, Dinah Washington o Nat King Cole. Nombrada Reina del Soul a finales de los años sesenta. Fue la primera mujer en entrar en el Rock and Roll Hall of Fame. Seleccionada en primer lugar de la lista de los 100 cantantes más grandes de todos los tiempos según la revista Rolling Stone en 2008. Recibió 18 premios Grammy. Ha cantado con Luciano Pavarotti el “Nessum dorma”. Participó en las dos películas “The Blues Brothers” (1980 y 1998). Sus discos se cuentan por millones vendidos en todo el mundo. En 2009 cantó “My country this of thee” en la ceremonia de investidura de Barack Obama.

Se ha escrito mucho sobre Aretha Franklin, incluso hay alguna biografía no autorizada, pero muy pocas personas conocen los verdaderos motivos por los que se entregaba a cantar esas notas de soul tan llenas de sentimiento. Algunos dicen que fumaba y bebía mucho. Su ambición y su ego crecían con cada nuevo éxito. La realidad es que con 28 años ya tenía cuatro hijos, dos de ellos antes de cumplir los 15 años. Padecía de depresión pero jamás dejó que la oscuridad hiciera presa de ella. Transformó esa tristeza en temas musicales maravillosos. Su voz era única.

Aretha Franklin falleció el 16 de agosto de 2018 a la edad de 76 años. Un cáncer de páncreas fue la causa de su muerte. La mujer coronada como Reina del Soul dejó como herencia una canción convertida en uno de los himnos más significativos para las mujeres del mundo: “Respect”.


Tags from the story
, ,
More from Redacción It-Magazine
EL LENGUAJE CORPORAL DEL CABALLO
Los animales, al igual que las personas, son capaces de comunicarse mediante...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.