LA PALOMA DEL NORTE Y LA DISCIPLINA DE ODÓN

Esta paloma que hoy os arrulla desconoce por completo esa cosa que vosotros llamáis matemáticas, pero si algo he aprendido con mis dos patitas es a contar. Si los cálculos no me fallan, es la tercera vez que el diputado socialista Odón Elorza rompe la disciplina de voto de su partido. En artículos anteriores ya dejé claro su odio manifiesto hacia los funcionarios, precisamente él que lleva viviendo del erario público ¡toda su vida!

Siempre ha pensado que el colectivo de funcionarios tiene demasiados privilegios pero cuando alguno de ellos comete una falta, se le castiga. Si es una falta leve le pueden suspender de empleo y sueldo durante dos días. Si es una falta grave, ese período se amplía a tres días e incluso puede llegar a los tres meses. Pero cuando la falta es muy grave la suspensión de empleo y sueldo oscila entre tres meses y dos años. Incluso se puede dar el despido definitivo del funcionario.

Esto es algo que me contó mi prima la gaviota que suele posarse en esa especie de cono invertido justo encima del reloj del Ayuntamiento. Ese nido tan grande al lado de la playa y de la zona con más establecimientos hosteleros por metro cuadrado. Ese nido ocupado por funcionarios que sacaron su plaza en una oposición y por políticos que viven aprovechándose de la candidez de los humanos que echáis papeles en una caja de cristal.

Según el artículo 6 de la Normativa Reguladora de los Cargos Públicos del grupo parlamentario socialista: “En todos los casos, los miembros del Grupo Parlamentario Federal del PSOE están sujetos a la unidad de actuación y disciplina de voto. Si no la respetasen, el Grupo Parlamentario y la Comisión Ejecutiva Federal podrían denunciar su conducta al Comité Federal. Si la actuación originada por el miembro del Grupo se estimase grave por el Comité Federal, éste tendría facultades para proceder a darle de baja en el Grupo Parlamentario, procediendo a incoar el correspondiente expediente, que será tramitado por la Comisión Federal de Ética y Garantías para que dicte las resoluciones a adoptar”.

El amigo de Kote Cabezudo y parte integrante de la bancada socialista se abstuvo en la votación que apoyaba la ley de abdicación que abría la puerta a la proclamación del futuro Felipe VI en 2014. También se negó a votar “por conciencia y por razones de ética” a favor de la investidura de Mariano Rajoy en 2016. Y la tercera vez que se negó a seguir las consignas del partido ha sido recientemente en la elección de los componentes del Tribunal Constitucional, vetando a Enrique Arnaldo. Se ha justificado aludiendo a la “defensa del prestigio y la dignidad de las instituciones”. Os recuerdo que su propia dignidad está cuantificada en 300.000 euros.

Ahora bien, esta paloma se pregunta y cuestiona, ante las tres faltas graves: ¿qué castigo deparará el Comité Federal al ex-alcalde? Algún humano ha comentado algo sobre abonar una multa de 600 euros, una cantidad irrisoria para el díscolo diputado (viendo su cuantioso patrimonio). Y después de los tres actos de desobediencia a su partido ¿su conciencia no le arrulla que debería entregar el acta de diputado? Ha valorado su dignidad en 300.000 euros y está a punto de jubilarse. ¿Querrá comprar un nido de esos que van por el agua? Vosotros los humanos lo denomináis “yate”. Una gaviota me contó hace mucho que a Odón Elorza le gusta Marbella.


Tags from the story
, ,
Written By
More from Usoa Mesularia
LA PALOMA DEL NORTE X
La paloma sigue curioseando por el mundo de los humanos. Y es...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.