LA PALOMA DEL NORTE Y LA BASURA DE ODÓN

Cuando esta paloma que hoy os arrulla aún no había salido del huevo, ocurrió algo en San Sebastián que el diputado y secretario de Transparencia y Democracia Participativa, haría que se tirara de los pelos. Bueno, ya sé que no es el caso pero la expresión viene al pelo. Siendo aún alcalde de la ciudad estalló un escándalo tal que, según los humanos que entienden de estas cosas, le costó la alcaldía.

El ayuntamiento mantenía un contrato con dos empresas de limpieza de edificios que finalizó en el año 2001. Una de ellas “casualmente” también limpiaba las calles y recogía los deshechos, o sea, vuestra basura y parte de nuestra comida. Así pasaron los años hasta el 2009. En la casa consistorial se escucharon palabras como: es una “clara irregularidad jurídica” o es un concurso “muy complejo”. Y la frase favorita del alcalde: “un fallo administrativo muy gordo”.

Ya arrullé en otro escrito que Odón Elorza odia a los funcionarios. Dato curioso siendo él uno de ellos. Al menos el funcionario municipal accedió al cargo por oposición, trabaja sus horas, cumple con la normativa y cobra su nómina a final de mes. Elorza es un funcionario que accedió al cargo porque muchos humanos pusieron un trozo de papel en una cosa de plástico y no se sabe cuándo trabaja. Únicamente se le puede ver posando con algún avión detrás, o montando en bici -como su amigo Kote Cabezudo-, o haciendo publicidad de lo bonita que es la playa de La Concha.

Así que con todo ese tiempo transcurrido y habiendo desembolsado algo más de 30 millones de euros a las dos empresas, decide obviar su responsabilidad como regidor y cargar contra su propia administración. En el año 2010 se creó una comisión para investigar por qué estas empresas siguieron con su trabajo de limpieza. También querían saber por qué el ayuntamiento continuó abonando las facturas SIN CONTRATO ALGUNO.


La paloma arrulla el funcionamiento de la administración

Para el humano que no conoce cómo funciona la administración municipal, esta paloma está dispuesta a posarse en ese hueco donde nadie la ve y arrullar todo el procedimiento. El Servicio de Contratación y Compras elabora unos pliegos de condiciones administrativas y técnicas para licitar la limpieza de los edificios municipales. Esos pliegos van acompañados de un texto explicativo que vosotros llamáis “dictamen”. Al tener contenido económico ambos documentos han de fiscalizarse en el Servicio de Intervención y Contabilidad. Así, con los informes previos pertinentes y con todas las firmas y todos los sellos se lleva para su aprobación a la Junta de Gobierno. Dicha Junta la componen los políticos con mayor representación municipal, el Secretario y el Interventor.

Las palomas tenemos los ojos pequeños pero nos fijamos en todo. En el año 1997 se publicitó el concurso y se adjudicó a las empresas FCC y Galant Garbitasuna SL por un período de cuatro años a razón de dos millones de euros anuales. Extinguida la relación contractual en 2001, las empresas siguieron con sus trabajos y facturando hasta 2009. ¿Olvido? Según palabras de Elorza: “todo obedece a complejidades administrativas”. Os arrullo la traducción: “yo no tengo la culpa”.

¿Qué hizo él para remediar todo este caos? Contratar a una empresa externa para elaborar esos pliegos “tan complicados” y sacar a concurso el servicio de limpieza de los edificios. Culpó a los trabajadores de algo que él mismo tenía que haber puesto remedio. Pero claro, estaba más ocupado diseñando su “pasarela ecológica”, su futura vivienda y los carriles-bici de la ciudad para que su amigo Kote Cabezudo pudiera acudir a los juzgados sin contaminar.


Tags from the story
, ,
Written By
More from Usoa Mesularia
LA PALOMA DEL NORTE (I)
La paloma y casi todo el país se preguntan: ¿quiénes forman parte...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.