LA PALOMA DEL NORTE VIII

Si hay algo que valoro mucho como paloma es el poder volar por encima de los edificios de San Sebastián. Los humanos suelen hablar mucho de la relatividad y de alejarse para ver las cosas mejor y con otra perspectiva, yo abro las alas y me dejo llevar. Aquel día me alejé del ayuntamiento porque tenía otros planes. Una compañera me ha arrullado que al amigo de Odón Elorza le esperan en ese edificio grande que está al lado de las vías del tren. Voy a ver si le cazo y le dejo un recuerdo de los míos en el sombrero.

En un relato anterior ya os avisé de mi velocidad, así que en menos que canta mi primo el gallo, y a pesar de estar nublado, conseguí orientarme y llegar al lugar donde vivía Kote Cabezudo Zabala. Intenté posarme en el techo de un vehículo, pero había mucha gente por los alrededores y no quise arriesgarme. Así que guardé las distancias y me quedé en un tejado cercano: tenía muy buena visibilidad.

La paloma no sabe de marcas

¡Qué extraño! Todos los humanos que conozco tienen sus nidos en edificios altos, con ventanas… José Juan abrió una puerta de lo que a priori me pareció que era un garaje. Hay un armarito grisáceo colgado en la pared donde dice: “JJ CABEZUDO FOTOKOMA STUDIO”. Creo que los humanos lo llamáis buzón. Las personas que le estaban esperando le dan los buenos días y él se vuelve a encerrar en el local. Mi tránsito intestinal aún está haciendo su labor.

Pasa un buen rato y me sorprende la velocidad con la que vuelve a salir Cabezudo ¡sujetando el manillar de una bicicleta! Las palomas no distinguimos marcas pero ¿no parece el mismo tipo de bicicleta que usa su amigo Odón? Incluso utilizan el mismo cestillo solo que el alcalde lo lleva delante y Kote Cabezudo lo lleva detrás. ¿Será algún código entre ellos?

Me los imagino cruzándose por el carril-bici del paseo de la Concha: “Bonita bici Kotte” (así le llama cariñosamente Elorza a Cabezudo). “Gracias alcalde. Voy otra vez al Juzgado…”. Pero Odón no tuvo tiempo de escucharle porque había visto a un chico qCENSURADO.


Written By
More from Usoa Mesularia

LA PALOMA DEL NORTE IV

Hoy es un día difícil para mí como paloma, al igual que...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.