LA PALOMA DEL NORTE VII

Como paloma las únicas redes que conozco son la que un tipo bajito y vestido con mono azul, nos echa para capturarnos. Intenta engañarnos lanzando comida en los lugares habituales donde nos juntamos para arrullarnos nuestras cosas: parques, jardines, aceras amplias… Muchas de mis compañeras han fallecido a manos de este humano, y no es un eufemismo ya que les retorcía el cuello conforme las iba sacando de la red.

Aquel día me había posado en uno de los balcones del ayuntamiento para disfrutar de mi pasatiempo favorito: observar las idas y venidas del alcalde de la ciudad. Al mismo tiempo miraba de reojo a los paseantes en Alderdi Eder. Parece que Odón estaba nervioso eligiendo la ropa adecuada para ¿hacer campaña? ¿Qué es eso?

Tuve la gran suerte de que un chico se sentara en uno de los bancos del lugar. Leía un gran papel con muchas letras y dibujos. Las palomas somos muy listas: usamos nuestra inteligencia para ocultar el hecho de que sabemos interpretar esos signos. Así que no me costó mucho adivinar qué era una campaña electoral. Estoy casi segura de que, lo que hoy llaman las personas “redes sociales”, las inventamos nosotras, las palomas.

Campaña electoral según una paloma

Parece ser que los líderes de los humanos reunidos bajo unas siglas, banderas e ideologías, cada cierto período de tiempo salen a las calles y viajan por los pueblos a hacer eso: campaña. Algunos utilizan unos altavoces que a mí, como paloma, me espanta. Demasiado ruido para nuestros sensibles oídos, algo que vosotros llamáis “contaminación acústica“. Otros se reúnen en lugares cerrados para escuchar qué dicen los que están de pie, y luego los que están sentados juntan sus manos repetidas veces haciendo más ruido.

Pero las campañas de Odón son otra cosa muy diferente. Como alcalde “peculiar” le gusta salir a la calle y hacer campaña electoral a su manera. Lo podemos ver vendiendo helados, tumbándose en la hierba, o bajando a la playa para mirar cómo sus compañeros de partido hacen surf. Fijaros en el detalle: para pisar hierba se quita los zapatos, en cambio para la foto de la playa, los lleva puestos. ¿Es o no peculiar?

Y como no podía faltar en su discurso playero, ahí lo tenemos vanagloriándose de haber conseguido la financiación del Ministerio de Medio Ambiente para la construcción de una pasarela “ecológica, peatonal, ligera y liviana, que no genera ningún impacto en la naturaleza, y que va a permitir disfrutar del paisaje de LAS VISTAS DEL ACANTILADO DEL MONTE ULÍA”.

Nuestra amiga cuenta todo…

¿Por qué las mayúsculas? Los humanos residentes en San Sebastián ya sabrán o se imaginarán la razón, pero para el resto de personas, he aquí la explicación. Cruising: definición de la actividad sexual en lugares públicos, mayoritariamente hombres. Que levante el ala -perdón- la mano, el donostiarra que no conozca o haya oído hablar de ese tipo de actividades en ese punto del barrio de Sagüés. El barrio donde justamente Odón quiere construir su pasarela.

En otra ocasión os arrullaré mas detalles pero, por ahora, prefiero centrar el foco de la acción en las campañas electorales tan peculiares que emprende Odón Elorza. No solo me refiero a las campañas para postularse como alcalde de la ciudad. También están aquellas en las que participa como candidato al Congreso de los Diputados.

Recuerdo la campaña de aquel verano. Elorza comentó “haber disfrutado y aprendido escuchando la intervención del Ministro Angel Gabilondo” mientras, un amigo muy querido, elogiaba lo que había hecho éste por la ciudad. Incluso inmortalizó el momento dejando patente, una vez mas, la amistad que se profesaban Odón Elorza y José Juan Cabezudo Zabala, alias Kote Cabezudo.


Written By
More from Usoa Mesularia

LA PALOMA DEL NORTE IV

Hoy es un día difícil para mí como paloma, al igual que...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.