LA PALOMA DEL NORTE IX

En el relato anterior (véase La paloma del Norte VIII) os arrullé sobre algún posible código entre los amigos Odón Elorza y Kote Cabezudo. También mencioné el tema de las “redes sociales” y dejé bien claro qué tipo de redes conocemos nosotras las palomas. Hoy nos centraremos en esos canales que usáis los humanos para comunicaros. Un momento ¿a eso de escribir dando golpes a una máquina lo llamáis comunicar? ¿Dónde quedaron esos tiempos en los que alguien nos capturaba, nos ponía algo en la pata y luego nos soltaba?

Sois muy raros todos, pero el mas raro y extraño es el ex-alcalde de San Sebastián. Recuerdo aquel mes de mayo en el que Odón hizo su campaña electoral como hacía las anteriores: se sabía ganador y con la convicción de seguir ostentando la alcaldía de la ciudad, tal era su soberbia. Lo que menos se esperaba es que hiciera su aparición el grupo Bildu arrasando con sus 20 años de reinado y llevándose por delante unos cuantos miles de votos.

Los días posteriores a las elecciones los dedicó a limpiar su oscuro despacho con vistas a Alderdi Eder. Estuve revoloteando de un lado a otro del edificio contando los contenedores llenos de papel que salían de Alcaldía con dirección a la trituradora más cercana. No quería dejar rastro. La derrota fue amarga y no podía soportar que la izquierda abertzale entrara en SU CASA. Con la limpieza de documentos dejó constancia de todo lo que mantenía escondido. Y os aseguro que salieron muchos contenedores llenos.

La paloma también mira la televisión

¿Qué hará Odón Elorza ahora? En uno de esos comercios que venden esas cajas negras con imágenes dentro que siempre están en movimiento, pude observar algo que me pareció muy gracioso. Era una parodia de algo llamado “Vaya semanita” dando ideas sobre a qué se podría dedicar Odón después de su expulsión del ayuntamiento.

Muchas personas se congregaron delante de lo que llamáis escaparate y emitían unos sonidos extraños para mi: creo que la palabra que lo define es risa. Las ideas eran variopintas: marinero, saxofonista, heladero, vigilante en la playa… Pero la imagen más dura para esta paloma fue verlo con un carrete de hilo en las manos sujetando un trozo de plástico que tenía la figura de un diablo: una cometa. ¿Otro mensaje subliminal?

¿Os cuento un secreto? A Odón Elorza le gusta el vino. Tanto es así que se atreve a dar la receta de cómo hacer una sangría. Os lo juro por las plumas de mi ala izquierda. Buscadla vosotros mismos en vuestras cajas con imágenes dentro. Primero hace una breve historia de dónde procede y de por qué se llama “sangría”, para luego adentrarse en la receta en sí. Y hace una última recomendación: “tras la ingesta, no conducir”.

Nuestra “amiga” no bebe pero va a los bares

La gente hizo muchos comentarios al respecto pero como paloma cotilla que soy, solo me llamó la atención uno de ellos: el de su querido amigo Kote Cabezudo. Y aquí seguimos con las claves entre ellos.

Odón hace mención al “tinto de verano” con mayúsculas y a la receta secreta de Juan Mari Arzak, el cocinero donostiarra. “Perfecto para este verano” remata Kote Cabezudo. El propietario de una agencia de modelos que trabajaba con Cabezudo, llevaba a las chicas al local de este cocinero. ¿Quién sacó la instantánea de Iñigo entre Ignacio y Juan Mari con las cuatro chicas detrás? Fiesta de cumpleaños lo llamaron.

A nosotras las palomas nos gusta dormir por la noche. Tengo amigos que solo salen cuando el sol no está, por eso no se me escapa nada de lo que ocurre en la ciudad de San Sebastián.



Written By
More from Usoa Mesularia
LA PALOMA DEL NORTE VIII
Si hay algo que valoro mucho como paloma es el poder volar...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.