LA INDIGNA VIOLACIÓN DE ARTEMISIA

Artemisia Lomi Gentileschi fue una pintora nacida en Roma en 1593. Su padre inculcó en ella el amor por el dibujo, los colores y los cuadros. Fue su maestro y uno de los representantes de la escuela romana de Caravaggio. A los 17 años firmó su primera obra “Susana y los viejos”. La enseñanza en las academias profesionales de Bellas Artes se impartía exclusivamente a hombres. Así que su padre decidió nombrar a Agostino Tassi preceptor privado de su hija.

Cuando Artemisia cumplió los 19 años, Tassi la violó. Tras la denuncia de su padre, comenzó la instrucción judicial. En el transcurso de dicha instrucción, se pudo descubrir que el maestro había planeado asesinar a su propia esposa, abusó de su cuñada y que intentó robar algunas pinturas de Orazio Gentileschi, el hombre que le contrató como preceptor para su hija.

Para el interrogatorio emplearon un instrumento de tortura que apretaba progresivamente cuerdas en torno a los dedos. Algo particularmente doloroso y cruel para una mujer dedicada a la pintura. Sí, ese era el procedimiento para cuestionar si la víctima de violación decía la verdad o mentía. También fue sometida a un examen ginecológico bastante humillante.

Su testimonio es muy elocuente: “Cerró la habitación con llave y una vez cerrada me lanzó sobre un lado de la cama dándome con una mano en el pecho. Me metió una rodilla entre los muslos para que no pudiera cerrarlos, y alzándome las ropas, que le costó mucho hacerlo, me metió una mano con un pañuelo en la garganta y boca para que no pudiera gritar. Y habiendo hecho esto metió las dos rodillas entre mis piernas y apuntando con su miembro a mi naturaleza comenzó a empujar y lo metió dentro. Y le arañé la cara y le tiré de los pelos y antes de que pusiera dentro de mi el miembro, se lo agarré y le arranqué un trozo de carne” (Eva Menzio (editora), Artemisia Gentileschi, Lettere precedute da Atti di un processo di stupro, Milán, 2004).

En la pintura “Judith decapitando a Holofernes” (1612) se puede apreciar la violencia de la escena. Incluso el deseo escondido de venganza de la propia autora. Pintó una segunda versión mucho mayor que la primera, en la que dibuja a Judith con su autorretrato y al degollado Holofernes con la cara de Tassi.


Los cuadros de Artemisia

Un mes después del juicio, Artemisia se casó gracias a un arreglo que hizo su padre con Pietro Antonio Stiattesi, pintor también. Así ella pudo recuperar su “honorabilidad” después de ser engañada y violada por Tassi. Finalmente el éxito llamó a su puerta. Entre sus amistades se encontraban un tal Galileo Galilei, parte de la familia de Médici y un sobrino de Miguel Angel. Sus cuadros llamaban la atención por el protagonismo que daba a las mujeres. Algo totalmente prohibitivo en aquella época donde el rol protagonista femenino no existía prácticamente. No tenían derechos. Cuadros como el “Autoritratto in veste di Pittura” (1638) cuya propiedad acabó en la corte del rey Carlos I de Inglaterra, y donde ella misma aparece ejerciendo su trabajo como pintora. Actualmente la obra forma parte de la Royal Collection de Gran Bretaña.

Así mismo realizó otras dos versiones de un mismo cuadro: “Maria Magdalena como Melancolía” (1622). Uno de ellos permanece en el Museo Soumaya de México. La otra versión de 1625 está en la Sala del Tesoro de la Catedral de Sevilla. “Cleopatra”, “Venus durmiendo”, “Judith y su doncella”, “Lucrecia”, “Sansón y Dalida”… todos tomando como protagonista a la mujer. Quizás se pueda decir que Artemisia Gentileschi fue una de las primeras luchadoras por el empoderamiento de la mujer frente a una sociedad machista y misógina como la Italia del siglo XVII.


Tags from the story
, ,
More from Indiscreta Mirada
LAS «ESTRELLAS» PUEDEN DEJAR DE BRILLAR
El pasado 9 de abril tuvo lugar en el Goodison Park de...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.