LA ESENCIA DE LA AUTOESTIMA: SER Y DEJAR SER

La autoestima es sobre todo, autoconfianza, porque no hay mayor estima que la confianza que produce el respeto y la aceptación del sentir personal.  La autoestima se basa en sentir la capacidad de autorregular la seguridad y el  bienestar interno y, de esta manera, responsabilizarnos de nuestro sentir y de nuestro proceder y respetar así, el de los demás. La cuestión para desarrollar una sana autoestima está en ser capaces de proteger nuestro ser íntimo, al mismo tiempo que respetamos el ser íntimo de los demás. Generamos un bucle de respeto y protección mutuo. 

En consulta muchas personas refieren que tienen “baja autoestima“. Cuando les pregunto a qué se refieren y qué es lo que sienten, ellas manifiestan que “no se quieren“. También dicen que se sienten inferiores a los demás, que sienten que no valen. Tienen miedo a que les rechacen, sienten que son poca cosa. Necesitan el aprecio y la aceptación de los que les rodean para sentirse bien. No se atreven a ser libres. Dependen de la aprobación y la consideración externa. Así, hacen lo posible por agradar, caer bien y les cuesta discrepar o decir lo que sienten y quieren. 

Coherencia emocional y afecto incondicional

El trato que te dispensas está relacionado con tu sentir genuino. La autoestima se vive en función del respeto a ese sentir, a ese poder ser, a esa coherencia interior entre lo que quieres y lo que haces, entre lo que sientes y lo que te permites. Eso conforma la autoestima. La autoestima se regula creando espacios emocionales de respeto, confianza, afecto, aceptación, seguridad, equilibrio y libertad personales.

Nuestro auto-respeto marca nuestras elecciones. Cada vez que actuamos en armonía con nuestro auténtico ser y nuestro corazón, nos ganamos el respeto. Es así de sencillo. Cada elección importa.

Dan Coppersmith

La autoestima es la capacidad de sentirse bien y actuar de forma justa y coherente con las sensaciones, sentimientos y pensamientos propios. Es por tanto, la capacidad de darse afecto respetando el espacio, los ritmos y los deseos propios. La autoestima plena se favorece potenciando la capacidad de sentirse bien, porque se prioriza el estado de bienestar por encima del estado de miedo ante cualquier amenaza emocional externa.

Cuando nos educan desde el afecto condicionado, nos hacen sentir que valemos más si cumplimos determinadas expectativas y si no las conseguimos, valemos menos. Y así, potenciamos una baja autoestima porque nuestra sensación de logro la orientamos en la consecución de metas, sin respetar nuestras sensaciones. Dependemos de lo que se espera de nosotros.

Usted mismo, tanto como cualquier otro en el universo entero, merece su amor y afecto.

Buda

Cuando nos educan en el afecto incondicional, nos guían desde el respeto y comparten nuestro proceso de ser, entonces potenciamos nuestra autoestima y regulamos nuestra capacidad de acción en función de nuestras sensaciones de bienestar y equilibrio interior. Las metas que vamos logrando respetan nuestras posibilidades y nuestro ritmos, respetan nuestro sentir y nuestro ser.

Por eso es fundamental conectar con el sentir y ser el líder y guía de tus sensaciones, intentando protegerlas de presiones de deber o de exigencias a cómo tienes que ser. Eres, no debes ser. Fluyes con múltiples posibilidades que dependen de tu sentir, no de tu imagen. Por eso es importante cuidar de uno mismo. Si todos cuidamos y respetamos nuestro espacio, nos sentiremos seguros y seremos más capaces de respetar el de los demás. La autoestima se nutre de afecto incondicional y bienestar interior.

Es un estado de frecuencia emocional positiva, regulada por el equilibrio y fortalecida por la decisión coherente entre lo que sentimos y lo que hacemos. Cuando la autoestima se rige por lo que piensan los demás, se convierte en exoestima y la autoestima se desajusta.

Valoración frente a autoestima

La valoración es una actitud de presión que fomenta el ego y, sin embargo, la autoestima es una actitud de acompañamiento emocional que fomenta el Yo. El ego se nutre de la opinión de los demás y el Yo de nuestra sensación de bienestar. Si te nutres con valoración puedes llegar a condicionarte y presionarte en un área de inseguridad y desregulación. Harás las cosas para obtener aprecio, seguridad y te exigirás dependiendo de lo que creas que esperan los demás. Reforzarás el miedo.

Me llevó mucho tiempo no juzgarme a través de los ojos de los demás.

Sally Field

Cuantas veces conseguimos aquello que sentimos que nos va a hacer sentir bien, porque creemos que es lo que debemos hacer y luego, cuando lo conseguimos, sentimos un vacío interior. No conectamos con el logro emocional, conectamos con el logro establecido. Aguantamos sensaciones de malestar, de incomodidad por querer agradar y luego, sentimos decepción y frustración interior.

Si te nutres de autoestima, actúas desde la comprensión a lo que sientes y puedes, y sentirás seguridad y regulación. Serás líder de tus sentimientos y avanzarás conforme a tus deseos, necesidades y posibilidades. La cuestión es escucharse y respetarse, así sentirás libertad y tranquilidad. El objetivo de una sana autoestima es procurar no ceder a la valoración porque entonces surge la exigencia y la obligación. Si nos rechazamos por no llegar a las expectativas, nos sentimos defraudados y nuestra autoestima se ve lesionada. Nos sentimos mal y nuestra idea de quiénes somos se deteriora. 

Si nos respetamos por lo que somos, nos sentimos bien por lo que hacemos y cómo lo hacemos, entonces nuestra idea de nosotros es agradable, es positiva, es elevada. Una buena autoestima tiene como objetivo el cuidado de uno mismo. Los demás para desarrollarla deben hacer lo mismo. Así, todos podemos gozar de nuestro sentir, compartir y vivir con los demás desde nuestro enorme potencial y sentirnos genuinos, bellos y libres.

Ser bello significa ser tú mismo. No necesitas ser aceptado por otros. Necesitas aceptarte a ti mismo. 

Thich Nhat Hanh

Tags from the story
More from Ana María Álvarez Sánchez

FOBOFOBIA: EMOCIÓN DE TENERLE MIEDO AL MIEDO

El ser humano desarrolla poderosos mecanismos emocionales para sobrevivir. Como cualquier otro...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.