LA DEPRESIÓN: UN TUNEL DE AMARGOR

La depresión es un trastorno clínico afectivo severo y muy limitante. Este artículo es puramente reflexivo para aquellos estados distímicos o depresivos reactivos que oscurecen nuestra vida, pero que con terapia y reencuadre personal podemos conseguir modular y superar. 

Sientes que no tienes fuerzas. No ves futuro en tu vida. No puedes pensar en nada. Todo te agobia, te aturde. No te apetece sentir, adentrarte en el vivir porque no puedes seguir. La vida no te sonríe, no te deja caminar, no encuentras mas que sopor, dolor y una triste realidad frente a ti. Despiertas y es todo agobio. Se te derrumba la vida y nada tiene sentido, ya no te queda energía. Todo está lleno de bruma, de angustia y de sinsabor. Eso es la depresión, un gran túnel de amargor que te consume por dentro y no te deja vivir.

¿Y tiene sentido esto? Claro que debe tenerlo. Esta dura depresión algo siempre está diciendo. No venimos a sufrir en esta vida, podemos sentir dolor y hay que buscar soluciones para poder superarlo. Si se siente sufrimiento, algo mal se está haciendo. 

Aprende a escuchar qué te dice la depresión

No desesperes tampoco si no ves cómo afrontarlo porque si no puedes más, seguro que es el final y hay que saber aceptarlo. Pero si quieres seguir y escuchar otras opciones, para un momento y conecta. Dale la vuelta al sentir. Si no tienes energía, si te da miedo seguir, es porque quizá tu vida te esté realmente expresando que ya no puedes vivir como lo estabas haciendo.

Cuando estás feliz, disfrutas la música, pero cuando estás triste, entiendes la letra.

Anónimo 

Déjate llevar y fluye. Mira lo que estás sintiendo, qué es lo que te anuda, lo que te preocupa o aturde. Qué sobrecarga tus días, qué te quita la alegría. No es lo que te ocurre afuera, es lo que sientes por dentro. Y piensa si hay algo más, algo que te dice. Cambia el enfoque, descarga. No sigas obedeciendo al rumbo que te lleva a la deriva y que sigues manteniendo. 

Y respeta tu sentir, no te fuerces, no distraigas. No actúes como si nada, aguantando sobre ti toda esa sobrecarga. Si lo haces, la depresión aumentará y te dirá sin tapujos que te estás equivocando, y que te sigues fallando, que no te estás escuchando, atendiendo ni cuidando. Si es miedo a cambiar, entiende que por no girar de rumbo y alejarte de lo que te está causando mal, finalmente vivirás sin energía vital, con frustración esencial y sin poder disfrutar de los recursos reales que te darían libertad de sentir la plenitud de una vida a tu medida con fortaleza esencial.

Tú eliges si escuchar o no a tu depresión y actuar en consecuencia. Verla como aliada vital que solo quiere tu bien, tu evolución personal, tu libertad y al final sin duda alguna, vivir luces y sombras quizás, pero con confianza plena para saberte cuidar en el proceso vital.

La depresión es la incapacidad de construirse un futuro.

Rollo May

Tags from the story
More from Ana María Álvarez Sánchez
EL MALTRATO INFANTIL MÁS ALLÁ DE LA REALIDAD
La cosificación y el desprecio de la infancia a lo largo de...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.