¿LA CREATIVIDAD ESTÁ DE MODA?

A raíz de la situación actual del mundo parece que se ha creado una especie de corriente que promueve la creatividad como esa capacidad que va a ayudarnos a construir un sistema mucho mejor, más feliz, más justo y más solidario…¡Ja, como si eso fuera algo nuevo!

La creatividad ha sido, es y será una de las claves de la evolución humana. Sin creatividad nunca se habría inventado la rueda, por poner un ejemplo de los cientos de miles de increíbles inventos que existen. Asimismo, sin creatividad no disfrutaríamos de los avances tecnológicos que disponemos en la actualidad, sin entrar a debatir si son en el fondo, beneficiosos para nosotros o tal vez no lo sean tanto. Por consiguiente, la creatividad siempre ha sido fundamental para el avance de la humanidad a nivel tecnológico.

Todo esto está muy bien pero ¿qué ocurre con el avance psicológico de la humanidad? Es más ¿qué pasa con su avance espiritual? ¿La creatividad tiene algo que ver? La respuesta es sí. Se puede ser creativo para inventar un artilugio físico que realice una serie de actividades que hacen más fácil una tarea o una serie de tareas, y también se puede utilizar la creatividad para “inventar nuestra vida” y materializar ese “invento” en la realidad.


La creatividad inventa nuestra vida

Existen diversos estudios científicos que demuestran que la realidad se modifica por el efecto de la mera observación del ser humano. En otras palabras: el ser humano crea realidades, afirmación bien conocida por ciertas corrientes filosóficas y espirituales con miles de años de antigüedad. Sin embargo esto no ocurre “gratis”. Para que el ser humano pueda crear, pueda ejercer su inmenso poder, necesita una fuente de energía y esta fuente de energía es la creatividad, ni más ni menos.

Podríamos pensar que si utilizáramos la creatividad para construir nuestra realidad, todos los problemas que acucian al planeta se solucionarían en un plis plas. Siento decirte que no es tan fácil. La creatividad es inestable, como una bruma matinal que ante una ligera brisa se desvanece, y un tanto caprichosa, como la princesa de cuento que siempre ha vivido entre bambalinas y desconoce cuán dura puede llegar a ser la vida.

Nunca sabremos con certeza cuándo aparecerá la creatividad ni cuánto tiempo durará activa, por lo que debemos estar atentos y conscientes de nuestro ser para atraparla en cuanto llame a nuestra puerta y exprimir su maravilloso jugo el máximo tiempo posible y con él, crear algo inconmensurable que ayude a construir un mundo en el que dé gusto vivir.


Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
¡AQUÍ VENIMOS A SER FELICES!
¡Aquí venimos a ser felices! ¿Por qué no? ¿Qué nos impide serlo?...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.