El injusto estigma de la esquizofrenia

“Esquizofrenia”. Una palabra con un estigma social lo suficientemente fuerte que causa tanto rechazo como dolor. Desde It-Magazine hemos salido a la calle para preguntar, de manera espontánea, qué características se cree que tienen quienes padecen esta enfermedad.  Tristemente, lo más mencionado es “dementes que oyen voces” y “gente violenta”, lo que nos lleva a pensar que los esquizofrénicos libran una doble batalla: sufren su enfermedad mientras lidian con los comentarios tan poco respetuosos y acertados de quien goza de buena salud mental.

De esta forma, no sólo encontramos una creciente desinformación ante la esquizofrenia, sino que cada vez resulta más evidente que para los enfermos impera un gran sentimiento de vergüenza, la propensión voluntaria al aislamiento social –e involuntaria, debido al desconocimiento que envuelve esta enfermedad y que les impide optar a una vivienda digna por ejemplo-, una gran dificultad para solicitar ayuda cuando se requiere de urgencia, y un incremento del riesgo de recaídas; trayendo un considerable riesgo de suicidio.

Por otro lado, las consecuencias de exteriorizar padecer la esquizofrenia, arrastraría a:

Considerar que la culpa es de los padres del enfermo, puesto que falsamente se considera que la esquizofrenia surge debido a una mala educación en la infancia.

Que el paciente sea catalogado de drogadicto. Si bien algunos médicos consideran que sustancias como el LSD, cocaína o marihuana favorecen desarrollarla, no siempre es la causa directa.

Pensar que quien padece esquizofrenia es una persona perezosa y que no merece confianza, o que no tienen la capacidad de tomar decisiones racionales en su vida, lo que les impide en la mayoría de las ocasiones poder optar a un puesto de trabajo. Tampoco ayuda la falsa creencia de que empeoran progresivamente sin poder evitarse.

Desgraciadamente, la esquizofrenia se desarrolla a menudo entre los 18 y los 35, años clave para la formación educativa o la elección de una carrera profesional. Esto les conduce a no poder desarrollarse debidamente como profesionales. Además del tratamiento farmacológico sostenido, las intervenciones psicosociales y la psicoterapia tienen como objetivo ayudar los esquizofrénicos a superar los obstáculos psicológicos, sociales y laborales, resultando útil para las personas con síntomas menos graves o para aquellos cuyos síntomas psicóticos están controlados.

Son muchas las personas que han conseguido avanzar a pesar de su esquizofrenia y han disfrutado de vidas felices y plenas. Contar con el apoyo de la familia y amigos es fundamental para que las personas que tienen la enfermedad se reintegren a la vida laboral.

Suponer que la esquizofrenia es contagiosa de manera directa, como quien contrae la gripe o la varicela.

En el XV Congreso Nacional de Psiquiatría celebrado en Oviedo, los profesionales de la psiquiatría se adhirieron a un Manifiesto en contra del estigma promovido por la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB).

Así, vemos que quienes padecen de esta enfermedad son marginados, no cuentan con los servicios sanitarios necesarios y se les obstaculizan derechos básicos tales como la vivienda o puestos de trabajo remunerado.


Los mitos de la esquizofrenia: la enfermedad no define a la persona

Como hemos explicado al principio del artículo, a través de entrevistas improvisadas a pie de calle y de carácter anónimo se ha conseguido recopilar las opiniones más populares que se tienen ante esta enfermedad.

Algunos medios de comunicación relacionados con el mundo del espectáculo tienden a vincular las enfermedades mentales con las conductas violentas, o siempre intentan señalar a autores de crímenes como personas dementes. Si bien toda enfermedad merece ser tratada rigurosamente dado a las nefastas consecuencias que acarrerarían, no siempre son las culpables de actos aberrantes. Exceptuando el caso de los individuos con un historial de violencia antes de padecer esquizofrenia y aquellos con problemas de abuso del alcohol u otras sustancias estupefacientes, precisamente los esquizofrénicos no se inclinan por la violencia; aunque el abuso de dichas sustancias aumenta la agresividad en enfermos mentales, ese impulso violento también aparece en gente sana.

Esquizofrenia24x7 añade que: “Es importante saber que una persona con esquizofrenia no es agresiva cuando está estabilizado y cumple adecuadamente su medicación. Cuando se interrumpe el tratamiento, las personas con síntomas paranoicos y psicóticos pueden correr alto riesgo de presentar comportamiento violento”.

A su vez, y al margen del rechazo que el desconocimiento provoca, los síntomas de la enfermedad pueden frenar a los enfermos en la participación total de su vida diaria provocándoles un sentimiento de aislación e incapacidad para relacionarse con otras personas y entablar relaciones importantes.

Yospie Cardoso ha cargado con el estigma que supone ser un paciente con esquizofrenia desde los 7 años. El joven, en vez de amedrentarse por ello, mostró la verdadera cara de la enfermedad a través de la fotografía gracias a su proyecto “La mente de un esquizofrénico”.

“Ha sido una oportunidad para mostrarle a otras personas mis experiencias”, dijo al portal The Mighty. “Cuando tú le dices a la gente que tienes esquizofrenia, ellos automáticamente piensan que estás loco. Yo quiero que la gente entienda y dejen de mirar el estigma”.

Cada foto busca “mostrar las manifestaciones de la enfermedad, tales como alucinaciones, paranoia, coraje y ansiedad”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental, NIH, la esquizofrenia dificulta a la persona establecer diferencias entre lo que es real y lo que no.

“Las personas con este trastorno escuchan voces que otros no escuchan o piensan que los demás pueden leer su mente, controlar sus pensamientos o confabular para hacerles daño. Y esto puede aterrorizarlas y convertirlas en personas retraídas y fácilmente irritables”, se indica sobre los síntomas de la enfermedad en la página web del NIH.


La esquizofrenia es una enfermedad rodeada de grandes estigmas sociales
La esquizofrenia es una enfermedad rodeada de grandes prejuicios sociales

La información es la clave para comprender la esquizofrenia

Por último, dejamos aquí un listado de enlaces tomado de 1decada4, para saber qué es esa enfermedad y qué tienen que decir quienes la padecen.

Nuestros lectores de It-Magazine pueden ampliar la información sobre la esquizofrenia con los siguientes documentales. Se recomienda, además, la sección Documentales y cortometrajes en Cine y Literatura

  • Aquí el enfermo es el jefe. Trata de un psiquiatra en Eslovaquia cuyo principal objetivo es hacer fuertes a sus pacientes en relación a la enfermedad, que aprendan a entenderla, aceptarla y sobre todo hacerles sentir bien.
  • Soy esquizofrénico, pero no estoy loco. Testimonios en primera persona de alemanes con esquizofrenia en buen estado de recuperación
  • Desconectados. Trailer de un documental sobre el tratamiento asertivo comunitario en Avilés
  • El misterio de la esquizofrenia. Un recorrido sobre lo que se ha ido sabiendo sobre la esquizofrenia en Alemania, desde que se le asignó un nombre diagnóstico

Folleto Manejando la esquizofrenia (SIGN):

Otros recursos:


Cómo ayudar a quien padece esquizofrenia

Además de incentivar los buenos tratamientos farmacológicos, en psicología también resultan necesarias las terapias conductuales y cognitivas, con apoyo de recursos sociales y laborales que favorezcan la reintegración social y laboral. La intervención del ámbito familiar también es muy relevante.

Que un esquizofrénico pueda entrar en crisis no significa que no tenga solución. Existen tratamientos muy efectivos totalmente adaptados al grado de la enfermedad, permitiendo un absoluto control de los síntomas a lo largo del tiempo. Sin embargo, “muchos otros experimentan discapacidad funcional y están en riesgo de episodios agudos repetitivos, particularmente en etapas iniciales de la enfermedad”.

“El apoyo en el hogar, la rehabilitación vocacional y programas de apoyo comunitario pueden ser esenciales para su posicionamiento en la comunidad”. Añade la plataforma 1decada4. “Las personas que sufren las formas más severas pueden estar demasiado discapacitadas para vivir de manera independiente, lo que requiere hogares para grupos u otros ambientes de vida estructurada a largo plazo”.

More from Redacción It-Magazine

Razones para no dormir con maquillaje

El uso del maquillaje puede ser una actividad muy placentera, incluso un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.