“INDIA PARA LOS HINDÚES” MUSULMÁN AMENAZADO POR LA ‘LIMPIEZA ÉTNICA’: “TAMBIÉN VAN A POR LOS CRISTIANOS

“Te escribo porque como periodista imagino que estarás interesada en saber lo que se cuece aquí. Bueno, supongo que estarás informada. Porque en España  parece que lo único que existe es el coronavirus y no se está informando como se debiera”. Así empieza el correo de Azîm, occidental convertido al Islam y residente en Orissa, un estado en el este de la India. Con 40 años de edad y enamorado de su esposa como el primer día, se prestó a ofrecer una entrevista a Alba Lobera para explicar desde su perspectiva la situación de aquellas personas en la India que no son hindúes: “En las redes sociales están muy presentes contaminando la información, con hashtags como salvad a los hindúes de Delhi (#SaveHindu), diciendo que los musulmanes los están matando. Los musulmanes en India no llegan a un 15%. Imagina el descaro con que mienten. Quince por ciento no pueden matar, en muchas aéreas el por ciento es de cien a uno. En mi calle los únicos musulmanes somos nosotros, hay dos o tres casas cristianas y punto”, añade. Más adelante, opina: “Aquí hay una periodista musulmana muy valiente que se metió en medio de toda la trama. Y grabó todo. Lo tiene todo grabado. Entrevistas con jefes de la policía, haciéndose pasar como hindú. Y tiene un libro, llamado Gujarat Files [‘El expediente Gujarat’]… Bueno, le han amenazado de muerte, le han acosado, le han hecho hasta montajes pornográficos… ¡Y el material está ahí! Ellos son conscientes de lo que han hecho. Eso pasó en el 2001… Y fue una masacre de los mismos… ¡La policía mirando, y cuando no, colaboran! Los políticos ahí dando armas a la gente para que mataran a los musulmanes. Y después nada. Algún policía de bajo rango fue condenado… Pero no hay culpables. Un país que se gasta millones de dólares en comprar armas que tiene un ejército chuleándose y después ¿no tienen material ni gente para tomar medidas? Desde Nueva Delhi a Gujarat en un avión llegan en un momento. No lo paró el gobierno central, el de Neru. Esta  sí es una periodista de verdad y no la basura que trabaja en el país o en España. Son periodistas que se la juegan. Yo le tengo una admiración… Y no es integrista musulmana”.

Más adelante, Azîm opina: “Imagino que esto no parará aquí. Irán a por los cristianos y harán como en el último pogrom en Odyssa donde quemaron iglesias con la gente dentro. Hay muchos cristianos y también musulmanes, y nunca ha habido ningún enfrentamiento religioso como en el norte (…) aunque el gobierno hinduista de Karnataka ha derribado la estatua de Cristo… Te lo dije los cristianos también se van a llevar lo suyo. El que gobierna [Narendra Modi] es el mismo que hizo el pogrom de Gujarat”.

Recordemos que un pogrom o pogromo consiste “en el linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes”.


Primer ministro Indio, acusado de incentivar varias masacres en India

“El pogrom de Gujarat” o “la masacre de Gujarat” es conocida como “el nuevo rito de sangre de la India” por medios angloparlantes, y estalló en 2002: “diez años después” dicen los medios de comunicación “debemos considerar los vínculos entre el pogromo antimusulmán de 2002 y la globalización económica (…) En respuesta a los informes de que los musulmanes habían prendido fuego a un vagón de tren, matando a 58 peregrinos hindúes en el interior, las multitudes arrasaron el estado”. Incluso se llegó a afirmar que el primer ministro participó en dicha masacre: “Un oficial de policía y ministro de alto rango, asesinado en 2003, afirmó que Modi instruyó explícitamente a los funcionarios y la policía que no se interpusieran en el camino de los asesinos. Por supuesto, Modi siempre negó su participación y condenó los disturbios”.

En esa situación los medios televisivos indios sí que llegaron a documentar minuto a minuto el caso. “Muchos indios de clase media se sorprendieron al escuchar cómo incluso los muy jóvenes no se habían salvado: se vio a los asesinos de musulmanes golpeando las cabezas de los niños contra las rocas” relatan algunos periódicos.


Azîm insiste: “Lo que no saben es que también van a por los cristianos”

Azîm subraya que el problema parte desde la llegada al poder del partido supremacista hindú: “Yo el único miedo que tengo es que me puedan expulsar de aquí”, comparte, algo asustado, antes de pedir que su identidad quede en el anonimato bajo un pseudónimo. “Patrullas que iban con la misma policía por si alguien llevaba carne de vaca y los linchaban; se empezó a poner problemas a los misioneros cristianos. Han linchado  a tanta gente ya… Los matan delante de la policía. Los intocables, la casta más inferior, que nacieron de los pies de Brahma, lo pasan muy mal. Están imponiendo las costumbres del hinduismo antiguo, y si un dalit – paria- toca un recipiente de comida de un brahmi, tiran la comida. Porque dicen que los dalits son impuros y hacen la comida impura. Tengo aquí un libro de uno de ellos que estaba en el grupo extremista hindú y se salió, y escribió ‘I Could Not Be Hindu : The Story of a Dalit in the RSS’. Y cuenta cómo abusaban de ellos las castas superiores. Los llevaban de primera línea para matarlos. Por otro lado, están mirando que las mujeres no tengan la menstruación para que no cocinen porque hacen impura la comida… ¡Todo esto es una locura! Mondi ha cogido el poder, me parece que con mayoría absoluta o haciendo como Sánchez en España; uniéndose con otro, y está con decreto. Esto es una cosa que viene desde 2013, a partir de ahí se ha aumentado. Pero de antes… Aquí hay autonomías pero son estados raciales, nada que ver con otros países. Aquí son diferentes uno de otro totalmente. A él [Modi] le llaman ‘El carnicero de Gujarat’ por la masacre porque acusaron a los musulmanes de haber matado a un tren de peregrinos. Y a raíz de allí empezaron a matar a musulmanes sin piedad… Incluso mujeres embarazadas matadas a machetazos. Esto es un país mafioso. Esta religión [hinduismo] se basa en decir, por ejemplo ‘yo soy brahmi, y por tanto superior, luego están los guerreros, los comerciantes van después y luego los parias, que son los que limpian los retretes y los que desatascan desagües, alcantarillas y se dedican a la basura. Y eso es porque así se ha querido, y es lo que pretenden hacer. Mira, en el Islam una mujer cuando está con el período no puede tocar el Corán y rezar porque en esos momentos es impura, ¿vale? Tiene sangre. La sangre es impura. Igual que un hombre con una hemorragia en la nariz. Pero se puede tener sexo durante el período si no hay penetración. Pero esta gente [hindúes] en su religión, cogen a la mujer ¡y la ponen fuera de la casa! En Nepal murió una mujer porque el marido la puso fuera, y tenía un cuartucho con unos troncos y ella pues al encenderlos, se asfixió ahí. Y tú no sabes eso de quemar a las mujeres vivas. Espérate que te lo cuento; el sati [tradición que obliga a las viudas a suicidarse en el fuego con el cadáver de sus maridos] está prohibido por la ley India. Han cogido algún caso aislado. Pero este tío [primer ministro de Nueva Delhi] hace lo que le da la gana con las leyes, este tío como [Pedro] Sánchez en España, bueno, Sánchez es un aprendiz a su lado. A ver, imagina que soy hindú. Yo me caso con una mujer que también es hindú. Pues ella me tendría que pagar a mí. Si yo me divorcio, le tengo que devolver ese dinero. ¿Qué tendría que hacer para divorciarme sin tener que pagarle yo nada? Pues cojo el queroseno de la cocina, la quemo y ya está. Digo que es un accidente de cocina y ya. Se dan miles de casos en el norte. Las queman vivas. Y luego los musulmanes se han contagiado mucho de esas tradiciones, por ejemplo, el hombre siempre coge el dinero de la mujer”.

En la India están haciendo una "limpieza étnica"
En la India están haciendo una “limpieza étnica”

Narendra Modi, el primer ministro de Delhi, ha hecho público un llamamiento por la Paz entre las dos principales comunidades religiosas de país, intentando compensar el hecho de que los tribunales señalaran a las autoridades que no hubieran actuado antes, según manifiestan en India. “La Paz y la Harmonía son valores centrales de nuestra filosofía. Llamo a mis hermanos y hermanas de Delhi a que mantengan la paz y la fraternidad en todo momento” escribe en un tuit tras tres días de extrema tensión social, coincidiendo con el viaje oficial de Donald Trump, algo que no impidió que hubiese al menos diez fallecidos y centenares de heridos por la polémica ley de ciudadanía.

“Van a por los dalits para que vuelvan a ser esclavos, y a por los cristianos y a los musulmanes” relata Azîm. “Han puesto problemas burocráticos para que los hindúes de castas bajas no puedan cambiarse de religión. Los musulmanes de Pakistán no pueden venir aquí refugiados. Pero un hindú de Pakistán, sí. Lo que quieren es… La ley ya estaba así de antes, como diciendo ‘un afgano no tiene derecho a tener la nacionalidad india, ni un pakistaní, ni un chino… Pero si es hindú sí. ¡Ja! Dicen que los budistas no matan a nadie, pero tienes ahí fotos con el Dalai Lama vestido de militar. Los tamiles tampoco tienen derecho a la nacionalidad india. ¿Y qué pasó? Pues que se levantaron protestas. Para la Cachemira hay que tener un permiso. ¡Me dan permiso hasta para tener un negocio! Tú vienes aquí y no tienes derecho ni a poner un negocio sin un partner. Y no puedes comprarte una casa aquí ni tener tierras normales o cultivables. Yo sí puedo tener tierras, pero no cultivar. Ese es el derecho que dan a los extranjeros que vienen aquí. Luego van todos a España. Español, salta aquí la frontera si tienes valor, que te meten un tiro en la frente. Ahora que digan los progres esos que no hay fronteras, con Zapatero delante. ¡Les pegan un tiro! Bueno, al margen de esto. Hasta están insultando a Gandhi y poniéndole estatuas al que lo asesinó. Es legal aquí. Han denegado la nacionalidad a millones de personas. A los musulmanes les niegan poder adquirir la nacionalidad y también se la están quitando si no pueden demostrar con papeles que son indios. Imagina; aquí la mayoría de la gente no tiene ni un papel de nada. El otro día atacaron a los musulmanes e hindúes que protestaban, les tiraron cócteles molotov. Han quemado tres mezquitas en Delhi. Hay como veinte y tantos muertos. Lo de las mezquitas es en una zona del centro, una zona mixta. Ahí hay tantos musulmanes como hindúes. Mira, todo empezó cuando llega un parlamentario y dice que ellos van a luchar contra los traidores a la India. Y empiezan a aparecer gente con machetes, pistolas. Y después de un discurso de odio donde está la policía mirándolo y riéndose, van a por ellos y entran a los barrios. Y resulta que se encuentran con que son hindúes también. Y los han matado. Claro” reflexiona “deben de ser traidores a su juicio porque están ahí viviendo con musulmanes y los que estaban peleando eran una mezcla de musulmanes e hindú. Eso es lo que no ha dicho la prensa. Que los vecinos hindúes han defendido a los musulmanes y los han escondido. Y los hindúes han muerto defendiendo a los musulmanes. ¡Eso es lo que no quiere el gobierno que pase! Y no pasa nada, el país sigue tan tranquilo, y los periódicos hablando de tonterías. Los hindúes pobres han muerto. Todos se han ayudado y han muerto. ¿Para qué se van a meter los periodistas en estas cosas? Esto es un país como una bomba atómica. No creo que la OTAN vaya a meterse aquí, ¿no? Además las conexiones entre el hinduismo radical e Israel son muy notorias. En Bombay hay una comunidad judía enorme. El Gobierno no ha hecho nada en cinco días. Lo único que ha hecho el gobierno ha sido acabar con un musulmán que estaba defendiendo su barrio con una pistola que decía ‘Home made’ o sea, ‘hecho en casa’, vino un policía y le apuntó. A ese le han cogido rápido eh, pero a los demás no. Ninguno. No hay ninguno. Ahora que venga el Junqueras ese a decir que la independencia catalana es como el movimiento de la independencia de la India… ¡Vete a la mierda, maricón! No tenéis cojones ni de… ¿Sabes lo que hace la policía en Cachemira? Disparar con cartuchos de perdigones. Violaciones, secuestros, gente que desaparece… Dicen allí en España de tiempos de Franco, ¡pero es que el líder de los cachemires está fue ahorcado en la cárcel de Delhi y ahí está encerrado el cuerpo y no se lo dan a la mujer! Eso de que la gente aquí se lleve bien y conviva, es lo que no quieren [los políticos]. Y bueno, lo que no ha salido tampoco en los periódicos ha sido lo del cierre de toda la Chemira” continúa “cortaron Internet, teléfono… Vino una comisión de la Unión Europea y dijeron que tenían que ir acompañados por el ejército. Y lo que han contado ellos era que estaban aislados, sin medicina… Ellos [los hindúes] controlan todo, miran lo que la gente escribe en Facebook, detienen a los musulmanes… ¿Censura en España? ¡Censura lo de aquí! Te meten el miedo en el cuerpo. Lo que ha hecho este gobierno ha sido un gueto, el mayor gueto de la historia de la humanidad. Un sitio como la Cachemira, cerrado al capricho de ellos”.

Azîm hace una pausa y añade: “Imagínate cómo están aquí. Esto es una limpieza étnica. Esos son como los del PP, que ponen la ley de violencia de género, pero ¿se entiende? Pero no, pero sí. He leído algunos periódicos en ‘Alerta Digital’ por ejemplo, parece como que se están alegrando, ¿no? ‘Oh’, dicen ‘a los musulmanes se la están liando’, ¿los musulmanes? Lo que no saben es que van a ir a por los cristianos también; los consideran traidores. Además, hay una ley que restringe la entrada de misioneros aquí. Y les ponen problemas para convertirse. Hay estados en la India donde un paria se convierte al Islam y tiene que hacer papeleos hasta morirse, y no tienen dinero para eso. Hay asociaciones de abogados musulmanes que se lo hacen gratis, pero hay que hacer muchas cosas burocráticas”.

Algunos medios de comunicación se hacen eco de ello y avalan las palabras de Azîm: “Desde el lunes” relata ‘El País’ “tres barrios predominantemente musulmanes del noreste de Nueva Delhi han sido el campo de batalla de los enfrentamientos entre sus residentes y grupos de hindúes radicales, que han atacado dos mezquitas e incendiado casas y negocios (…) ‘Algunos de los admitidos aquí tenían heridas de bala’, explicaba este lunes Rajesh Kalra, médico del Hospital Guru Teg Bahadur”.


Una situación apocalíptica: sadismo extremo “esto es para reírse de los niñatos catalanes”

“El otro día detuvieron a una chavala activista porque gritó ‘Viva Pakistán’, la querían acusar de sedición. Todo es tan diferente aquí. Esto es para reírse de los niñatos catalanes. Si yo aquí saco una bandera de Cachemira libre, a mí me detienen, me golpean, me confiscan la bandera y me llevan al tribunal. Y si soy extranjero, lo mismo me deportan si el embajador hace buen trabajo. Y en España dicen que Democracia Nacional son extremistas y los separatistas catalanes dicen que están luchando contra la opresión. Idiotas ellos no saben lo que es opresión, ni lo que es luchar, ni lo que es extremismo. Aquí se mearían de miedo” apunta Azîm, opinando en base a lo que algunos miembros españoles de su familia le comparten. “A los musulmanes no les alquilan casas, ni les dan trabajo. Se están agrupando en guetos para poder defenderse si viene a por ellos. Esto está sucediendo en la democrática india del siglo XXI. Y en España hablando de delitos de odio cuando aquí los políticos están diciendo que van a matar a los musulmanes, así abiertamente…”. Posteriormente, rememora: “También había un joven francés que estaba en las manifestaciones y lo quisieron expulsar porque un extranjero aquí no es como un extranjero allí. Esto es la cara B del disco. Por eso evito redes sociales y decir nada en público” continúa Azîr. Antes de tragar saliva, añade: “Hace unos meses a una mujer, la cogieron entre tres hombres, la violaron, la mataron y la quemaron. Detuvieron a los asesinos y cuando estaban reconstruyendo el crimen, dicen, uno le quitó la pistola a un policía e intentaron fugarse y los acribillaron a tiros. La gente, cuando llegaron los policías, los aplaudían como a héroes y los abrazaban. Ya imaginas que se los cargaron para evitar problemas de juicios y prolongar la historia. Y ahí quedó todo”.

El caos parece reinar en las calles, así como la tensión entre los ciudadanos: “una mujer estaba a punto de parir en la calle, y alguien fue al hospital para pedir ayuda” comparte Azîm. “Pero ningún doctor ni paramédico quiso ir porque ella era ‘paria’, así que dio a luz en la calle. Encima este hombre pagó el auto. Y después se gastan millones de euros en comprar eurofighters y helicópteros apaches, además. India es el tercer país del mundo con más multimillonarios”. Más adelante, opina: “Para mí las dos plagas del mundo son el comunismo y el liberalismo. Fíjate en la gente mirándola como si fuera una perra la que está pariendo. Y luego van a Europa o España y se ponen muy altivos y a coger ayudas y vivir por la cara. Esta es la piedad hindú; no tienen alma”.

Las autoridades tampoco parecen querer fomentar el orden y la paz entre los ciudadanos. En este vídeo podemos ver cómo la policía de Delhi fuerza a cantar el himno nacional. Por otro lado, y en lo que respecta a personajes influyentes como los artistas, se guarda silencio ante la situación: “hay actores muy famosos que no han dicho nada de lo que ha pasado. Las personas con cierto poder mediático no hablan. Está todo controlado. El viceministro ha dicho que India está a la par de los EEUU.  Tienen una disociación de la realidad, ¿sabes?”


“Es lo mismo que sucede con Trump, se basa en el modelo que implanta en Israel”

“El partido que hay en Delhi es ultranacionalista” dice Christian, un analista de HispanTV. “La violencia perpetrada contra los musulmanes en la India es una copia de las políticas islamófobas de EEUU y el régimen de Israel” remarca “Esta ley de la ciudadanía lo que intenta es que todos los refugiados de Afganistán y países limítrofes como Bangladesh y cualquier país con población hindú puedan regresar justamente a la India, a su patria religiosa. Esto es para los cristianos y demás, pero no para los musulmanes. Precisamente hablamos de un país que tiene 170 millones de musulmanes, una de las mayores comunidades a nivel global, y que no acepta el regreso de musulmanes nativos de la India. Entonces, esto detonó justamente protestas en las calles y, sumado a esto y a la violencia ya prácticamente crónica por parte del gobierno de Modi para reprimir una parte fundamental de la población India y de la cultura India, que es precisamente el Islam. Sobra decir que la ciudad de Nueva Delhi fue fundada en el siglo XVI por una dinastía musulmana. Lo que se está intentando es reconfigurar demográficamente y religiosamente la población de la India y de esos mil quinientos cien millones, setenta de éstos son musulmanes”.

Pero, ¿cuál es el auténtico papel del Gobierno en esta situación tan radical? No será la primera vez que Modi está en el punto de mira; en 2012 se recordó que el primer ministro indio había sido “perseguido obstinadamente a través de los tribunales y los medios de comunicación”. Además, según ‘The Guardian’, nos encontramos que “en Caravan, la mejor revista de habla inglesa de la India” se expuso cómo “Modi aparece en un artículo cuidadosamente investigado por el periodista Vinod José como un populista autoritario clásico, inclinando a los demás a su voluntad (…). Abandonados por el crecimiento económico, los musulmanes están más desmoralizados y deprimidos que nunca; y las desigualdades extremas del país, a menudo forzadas con violencia, se expresan en nuevas formas, que van desde suicidios de decenas de miles de agricultores hasta insurgencias militantes. Los disturbios a la antigua usanza han sido reemplazados por el terrorismo de estado, a menudo animado por las élites. En 2007, India se ubicó justo detrás de Irak en incidentes anuales de violencia ‘terrorista’. Bajo el gobierno de Modi, Gujarat ha visto un fuerte aumento de las ejecuciones extrajudiciales”.

El analista de HispanTV continúa: “Han dicho públicamente que se debe exterminar a los musulmanes. Que se arrepienten de no haberlos expulsado a todos en el 47 cuando se creaba Pakistán y Bangladesh (…) estamos viendo islamofobia y una expulsión de la parte integral de la población india fomentado por el gobierno de Modi. Es lo que está ocurriendo con Donald Trump en el poder, ¿no? Recordemos que él [Trump] se basa en el modelo que implanta en Israel, en la Palestina ocupada”.

De hecho se toma el viaje oficial de Trump en Nueva Delhi como un detonante crítico de la crisis social en India: “Todo empezó al llegar Trump a Delhi. Esto es un genocidio en toda regla” insiste Azîm “cumple todos los puntos, se mata, se desplaza a los que sobreviven, se abusa de la mujeres, se siembra el terror. Ahora están apareciendo mujeres que están contando que hubo abusos sexuales. La plantilla del genocidio aplicada a plena luz del día en la misma capital del país. Todo el mundo tiene móviles, debe haber miles de grabaciones de todo. Si tuvieran dignidad la ONU tendría que haber mando un equipo a investigar. Van a acabar poniendo el genocidio en prime time en TV. Y los dos únicos detenidos y exhibidos por los medios indios, son dos musulmanes, uno por apuntar a un policía con una pistola y otro acusado de atacar desde su azotea a no sé quién. Mladic y Radovan Karadzick deben estar sintiendo envidia de lo fácil que es aquí”.

El uso de cilindros de gas para demoler casas también se utilizaron para derribar dos colegios: “desde ahí organizaban los ataques” explica Azîm “hasta hoy la gente no ha recibido ninguna ayuda del gobierno. La Umma islámica que tanto teme Europa, no existe, cada uno se resuelve sus problemas como puede. No hay sentimiento de Comunidad Islámica Internacional. Aquí hay un ejemplo claro. Ningún embajador de los países musulmanes ha enviado algún diplomático ni ninguna ayuda. Si te fijas a partir de ahora podrás ver que las mezquitas en Europa se agrupan según nacionalidades, ideologías islámicas e idiomas. Eso es algo que en Europa no quiere o no son capaces de entender” relata con firmeza. “Nunca se unirán. Yo he visto cómo se trata a los musulmanes indios en países del golfo Pérsico. Y el odio entre los mismos árabes. Los árabes sólo son un 15% de los musulmanes, cosa que siempre se olvida. Y me reafirmo en lo que pienso. Pero los identitarios en Europa se han empecinado y no ven dónde está el verdadero enemigo. Los rojos son más inteligentes de lo que se cree… Saben que esas comunidades musulmanas están fragmentadas y son irreconciliables. Destruir Europa es el gran objetivo del Pueblo Elegido. Tirar la piedra y pasar inadvertidos y lo hacen muy bien”.

Pero ¿cómo va terminar esto? ¿Qué es lo que los ciudadanos vaticinan, independientemente de su cultura, religión y nacionalidad? Azîm nos responde con tranquilidad: “Acabarán echándonos, matando poco a poco… Desplazándonos. Nos tendremos que ir. ¿Qué vamos a hacer? Si tú te defiendes… Mira, el Grupo Islámico Indio es una invención. Eso no existe. Han estado acusando a los musulmanes de poner bombas cuando el explosivo es el mismo que usan los militares; esto no me lo invento, está escrito en los libros que te dije. Está ahí; publicado en hindi, por periodistas y eso. Ellos siguen entrenando sus campos, el presidente de un estado dice que va a matar a los musulmanes, y le pregunta un periodista y le responde ‘uy usted no ha escuchado bien, no ha visto bien…’, sí, ellos tienen aquí el poder y hacen lo que quieran. Este es el país con más musulmanes del mundo, pero en comparación con los hindúes, son una gotita de agua en el océano. Aquí hay casi ciento cincuenta millones de musulmanes… ¿Qué van a hacer con mil millones de hindúes? La policía y los ejércitos están con ellos, pocos son los musulmanes que entran en el ejército. Le he dicho seriamente a mi mujer de irnos (…) Me dieron ganas de ir a comisaría y decir, venga, pegadme. Que soy musulmán. Tengo vecinos hindúes, anglicanos, católicos, gente de Delhi y brahmi, musulmana. Hay gente de Delhi brahmi que es buena gente, que pasa de todo esto”.

Azîm se despide con respeto y el espíritu sereno. Está dispuesto a proteger a su familia. Sólo el tiempo dirá qué sucederá realmente en Nueva Delhi y a sus habitantes no hindúes.

More from Alba Lobera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.