FRANÇOISE HARDY: ICONO DEFINITIVO

El hecho de que criaturas como las Kardashian se hayan convertido en referentes en diferentes ámbitos para toda una generación, no es sino un signo inequívoco del ocaso de la sociedad en la que vivimos, pero que lo sean en el terreno estético es ya un sacrilegio. Esos conjuntos monocromáticos de látex, además de comprometer la integridad física del ser humano -¡quién necesita respirar!-, son atentados estilísticos en toda regla, y se deberían evitar a toda costa. A no ser que sea usted Trinity de Matrix o Catwoman, en ese caso puede quedarse a vivir en esos atuendos para siempre.

Icono que predice tendencias

En estos tiempos que corren, cuando la vulgaridad y el horterismo se imponen al buen gusto, parece una buena idea recurrir a tiempos pretéritos en busca de inspiración, como ya hicieran los renacentistas -¡qué visionarios!, porque sí, cualquier tiempo pasado fue mejor. 

Si hay una década relevante para el mundo de la moda, esa es la de los años 70. Imagine a iconos tan variopintos como Bianca Jagger, Jerry Hall, Brigitte Bardot, Jane Birkin o Lauren Hutton coincidiendo en las mismas coordenadas espacio-temporales, ¡qué fantasía!

Si bien el objeto de este artículo no es el de explorar las coordenadas estéticas a las que se adscribían las ya mencionadas musas, sino el de explorar el estilo de un icono menos obvio y mainstream, pero no por ello menos inspirador: la cantautora, modelo y actriz gala, Françoise Hardy.

Porque al margen del ya consabido je ne sais quoi que caracteriza a las francesas, lo que la hace especialmente relevante entre la amalgama de iconos de la época en pleno 2020, es su talento para predecir tendencias. Sí, hace 50 años Françoise ya llevó todas las tendencias que de verdad importan en este 2020. She did it first. 

Esta anticipación se podría atribuir a los dotes de clarividencia de la misma, si bien es más justo atribuirlo a la falta de creatividad y originalidad imperante en el mundo de la moda. Porque no se engañe, eso de que la moda es cíclica y de que todo está inventado, no es sino una excusa de los haraganes para justificar su falta de talento. 

7 Tendencias de 2020 que Françoise Hardy llevó primero

  1. Apliques metálicos

La dupla formada por Françoise Hardy y Paco Rabanne –con permiso de Audrey Hepburn y Hubert de Givenchy o Catherine Deneuve y Yves Saint Laurent es una de las más relevantes de la historia de la moda. Olvídese del look con tela de mala calidad que Paris Hilton llevó para celebrar su vigésimo primer cumpleaños, el look disco definitivo era esto. 

2. Raya diplomática. 

El estampado pinstripe o raya diplomática vuelve a nuestras vidas en esta temporada fall winter 2020-2021, abalada por las colecciones de diversas firmas como Louis Vuitton, Max Mara, Christian Dior o Dolce & Gabbana. Pero Françoise lo llevó antes, en clave total look, como se puede apreciar en esta foto, en la que sale posando con ¡¿MICK JAGGER?! Sí, Mick Jagger. Esta imagen es la máxima expresión de iconicidad y estilo por antonomasia. 

3. Abrigo de pelo XL

El abrigo de pelo, como el traje de Chanel o George Clooney, es un clásico que nunca pasará de moda, y Françoise lo sabía. Este clásico imperecedero se reinventa esta temporada en clave XL de la mano de firmas como Isabel Marant o Stella McCartney. Eso sí, si pretende hacerse con un ejemplar, mejor opte por una versión faux fur. No hay nada más demodé en pleno 2020 que ser cruel y acabar con la vida de animalitos inocentes y adorables para confeccionar abrigos. Recuerde: usted no es Cruella de Vil –ya quisiera tener ese estilazo-.  

4. Color verde

El verde, el color de la esperanza. Si algo se necesita, precisamente, en este 2020 es esperanza, y puede que ello haya contribuido a que se haya convertido en una de las tendencias de este otoño-invierno, respaldado –claro está- por firmas como Gucci o Chanel. Haga como Françoise y adquiera un abrigo en este tono. Eso sí, si quiere evitar mimetizarse con el árbol de navidad, o, peor aún, con un arbusto, evite el tono esmeralda. 

5. El estilo boho de los 70’s

La vuelta de esta tendencia se la debemos al gran Hedi Slimane, director creativo de Céline -perdón, Celine-, aunque esta vez en clave refinada, o sea, en clave burgeoise. Nada de microshorts, estampados tye-dye, crochet, trenzas y pelos encrespados; usted es hippie pero, ante todo, pertenece a la burguesía. Emulando a Françoise, hágase con un vestido en clave boho con estampado liberty, y combínelo -¡oh, sí!- con botas altas. Sin duda, el epítome de lo cool. 

6. El chaleco de sastre 

Aunque el chaleco de punto se revela como el rey de esta temporada otoño-invierno 2020, el chaleco de sastre está de moda, pues así lo confirman los desfiles de Jil Sander o Louis Vuitton. El chaleco, que cuenta con el respaldo de figuras históricas tan relevantes como el rey Carlos II de Inglaterra que popularizó la prenda, ha llegado para quedarse y para demostrar que cualquier prenda originariamente asociada al vestidor masculino mejora cuando es llevada por una mujer, porque sí,  girls do it better.

7. La capa. 

La capa vuelve a nuestras vidas en este otoño-invierno 2020 -¡y ojalá sea para quedarse!-, como bien demuestran los desfiles de Celine o Burberry. Olvídese de asociar la capa a iconos del frikismo como Jon Nieve, Darth Vader o a esa estrella patria que responde al nombre de Ramonchu. La capa es muy cool, y que Françoise llevara esta maravilla de Yves Saint Laurent para dar un paseo matutino, no es sino un signo inequívoco de ello. Si bien, no es necesario acudir a la boutique de Saint Laurent para adquirir esta prenda de abrigo. Gracias a la amabilidad de Amancio, usted podrá encontrar una versión mucho más asequible en su Zara más cercano. De nada.    


Tags from the story
Written By
More from Lydia Cass
7 COMEDIAS ROMÁNTICAS APTAS PARA HATERS
Que las comedias románticas son consideradas por la gran mayoría un género...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.