EL EQUILIBRIO PERSONAL, SOCIAL Y VITAL

Estoy convencida de que la vida nos orienta, nos guía y nos ubica en escenarios destinados a atender. Solo tenemos que escuchar qué quiere que hagamos para poder utilizar nuestros recursos de forma útil y provechosa para el beneficio del equilibrio vital, individual y colectivo. Hace años me acercó a un escenario desconocido para mí, imagino que tan desconocido como lo es para la mayoría de las personas. 

La Administración está quitando niños a sus familias con total impunidad. Si, así es, a familias vulnerables, engañadas y coaccionadas por sicarios sometidos a consignas de poder que les arrebatan a sus hijos, terrible pero cierto. Todos sabemos que no hay niño tutelado, amparado y cuidado por el Estado. Entonces ¿cuáles son sus intereses? Todos sospechamos o sabemos que el poder tiene sus propios planes. Muy pocas veces se ajustan al interés de las personas. Esos planes persiguen el cumplimiento de sus propios propósitos aunque supongan daños en el bienestar de cada individuo a título personal: eso les da igual. 

Creo que la desproporcionada ambición, las ansias de control sobre la realidad natural son un fenómeno psicopatológico propio de quienes ostentan elevadas posiciones de poder y se retroalimentan con delirios de grandeza absolutamente enfermizos. Creo también que tarde o temprano, el poder del equilibrio universal les llevará al derrumbe de sus aspiraciones. 


El poder del equilibrio: el Bien superará al Mal

Mientras esto ocurre, el sufrimiento de quienes están a la merced de estos conspiradores de pacotilla se recrudece. Hay niños sufriendo esta cruda barbaridad de ser maltratados por las terribles decisiones que los distintos Estados han considerado necesario para sus intereses. Esto ha sido siempre así: el poder daña a los vulnerables, los utiliza y abusa. Algún día el gran caos surgirá como la solución para romper con tanto desequilibrio y se conseguirá que las fuerzas del Bien superen a las del Mal, estoy convencida. Mientras tanto, tenemos que ser conscientes que todos podemos utilizar la bondad natural basada en las emociones. 

Nuestras emociones positivas son las que tienen frecuencias comprensivas, compasivas, afectivas, valientes y decididas, y serán las que nutrirán de energía y conciencia plena, el bienestar de nuestra sociedad. Esta no es una lucha contra nadie, es una conexión de vínculos entre los que sienten amor por encima de rencor. Amor hacia uno mismo y consideración hacia los vulnerables, los inconscientes, los débiles, entendiendo el amor como compasión. Nuestra energía pasa por no gastarla en balde, por no despilfarrar luchando sin sentido contra nadie. Hay que hacer acopio de ella para utilizarla contra quienes realmente nos atacan. Pero no contra quienes por cobardía, pusilanimidad o sometimiento, prefieren adherirse a las consignas del poder dañino. 

Cada vez que alguien nos pretenda dañar, seremos proporcionales en la defensa. No gastemos fuerza ni energía contra quienes por su inconsciencia se están autoengañando, dañando a ellos mismos y a su descendencia. Adelante, confiemos en nuestra intuición y nuestra conciencia. Aprendamos a amar con decencia. Dejemos la soberbia y actuemos con benevolencia. Lo que decía Rudyard Kipling en su poema “Si” de 1909, puede servirnos de inspiración hoy y siempre. 


Poema “Si”: una inspiración para todos

Si logras estar firme cuando en tu derredor

todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza;

si cuando todos dudan, fías en tu valor

y al mismo tiempo sabes excusar su flaqueza;

si puedes esperar y a tu afán poner brida,

o blanco de mentiras esgrimir la verdad,

o siendo odiado al odio no darle cabida

y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad.

Si sueñas pero el sueño no se vuelve tu rey;

si piensas y el pensar no mengua tus ardores;

si el triunfo o la derrota no te imponen su ley

y los tratas lo mismo, como a dos impostores;

si puedes soportar que tu frase sincera

sea trampa de necios en boca de malvados,

o mirar hecha trizas tu adorada quimera

y tornar a forjarla con útiles mellados;

si puedes mantenerte en la ruda pelea

alerta el pensamiento y el músculo tirante

para emplearlos cuando en ti todo flaquea

menos la voluntad que te dice: “Adelante”.

Si entre la turba das a la virtud abrigo;

si marchando con reyes del orgullo has triunfado;

si no pueden herirte ni amigo ni enemigo;

si eres bueno con todos, pero no demasiado;

si puedes llenar los preciosos minutos

con sesenta segundos de combate bravío,

tuya es la Tierra y todos sus codiciados frutos,

y lo que más importa: ¡serás  hombre (persona) hijo/a mío/a!”


Tags from the story
, ,
More from Ana María Álvarez Sánchez
LOGRO Y SUFRIMIENTO DE ADA LOVELACE
Ada Lovalace pasó a la historia por ser la primera mujer que...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.