EL AMOR PROPIO

Hoy en día se habla mucho del amor propio. Es el amor que sentimos por nosotros mismos. Somos amor y trabajamos en sentirlo hacia nosotros y hacia los demás. Un sentimiento que trabajamos día a día que refuerza lo que somos. Es un concepto estudiado por muchos filósofos y se relaciona con la autoestima, la resiliencia, la autoaceptación y el bienestar emocional. A veces se identifica con conceptos negativos como el egoísmo, la vanidad, el narcisismo o el ego, pero se trata de valorar lo que eres, lo que haces, las habilidades que tienes, en definitiva la estima que nos tenemos. La falta de amor propio, de autoestima, trae un desequilibrio en todos los aspectos de nuestra vida.

Cuando me amé de verdad,

comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:

personas, situaciones y cualquier cosa

que me empujara hacia abajo.

De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.

Hoy se llama… Amor Propio

Charles Chaplin

El amor propio hace referencia a un estado donde las personas se sienten bien consigo mismas y en todos los sentidos. Lleva consigo una serie de características como: aceptación, propias percepciones, respeto por uno mismo, valor que nos damos y los pensamientos positivos. Nos habla de cuánto nos queremos a nosotros mismos, con nuestras virtudes y defectos. Este amor depende exclusivamente de nosotros mismos y no de las personas y lo que nos rodea. En definitiva, es quererte por encima de todas las cosas.


El amor propio: un amor que es para siempre

En muchas ocasiones hemos escuchado la frase: “para amar a otros, primero debemos amarnos a nosotros mismos”. Es una frase que tiene mucho sentido porque si lo pensamos, si no consigo amarme a mí, difícil podré amar a los demás. Amarnos implica conocernos, aceptarnos como somos e intentar mejorar en aquellos aspectos o cualidades para ser la mejor versión de nosotros mismos. Si no nos conocemos, nos respetamos y valoramos vivimos más incomodos y no disfrutamos de la vida que nos ha tocado vivir.

Cuando nos amamos a nosotros mismos, no permitimos que otras personas nos falten el respeto, nos humillen o intenten hacernos daño con sus palabras o acciones. Entendemos que es su opinión y que por supuesto no nos influye. Lo que piensan los demás de nosotros es su historia, no la nuestra.

Para nosotros la persona más importante en nuestra vida somos nosotros mismos, es con quien vamos a estar el resto de nuestras vidas. Es un amor que es para siempre. Nos damos valor y sabemos que si nosotros nos queremos podremos querer a los demás de una manera más sana y pura. Si damos valor a nuestras opiniones, otros también lo harán. Al aprender a querernos bien, podremos disfrutar mejor de las cosas de la vida, del trabajo, de los pequeños momentos del día a día. Además si deseas el amor verdadero, primero aprende a amarte. Si te sientes una persona completa, podrás sentirte amada sabiendo que nadie tiene la obligación y responsabilidad de hacerte feliz, solo tú misma.

Hay que reconocer que a veces es muy difícil de conseguir este amor propio ya que no nos gustan cosas de nosotros, nuestro físico o nuestras actitudes pero siempre podemos mejorar. Si somos la persona con la que más tiempo pasamos y convivimos, y estamos mas a gusto con nosotros, la vida será más plena. Si lo conseguimos, transitaremos por la vida de una manera más dichosa, segura y feliz. Vale la pena.

En esta búsqueda de seguridad, autoestima y amor propio, una parte importante es nuestra familia, una base fundamental. Ellos nos fortalecen, nos transmiten amor, seguridad desde muy pequeños. Y luego en edad adulta podremos transmitir este amor, valores y principios a nuestros hijos. La familia es nuestro hogar, nuestro lugar de seguridad, donde nos enseñan responsabilidad, nos ayudan a encaminar nuestras vidas. Nos muestran unos pilares básicos para disfrutar de la vida de la mejor manera posible. Ellos son los primeros que nos aceptan tal y como somos y nos enseñan a aceptar a los demás.

El amor propio genera aceptación y una actitud positiva con la vida. Con este amor somos más alegres, respetuosos y amigables. Fortalece tu amor propio día a día, acepta que no puedes controlar cómo son los demás, cómo reaccionan. No es tu responsabilidad. Si lo consigues, harás que las cosas que digan o hagan los demás te afectarán menos. Recuerda: amate y ama a los demás. 


Tags from the story
, ,
Written By
More from inspiracion W
CHARLES CHAPLIN: EL GENIO DEL HUMOR
Charles Spencer Chaplin. El 16 de abril de 1889 nacía en Londres...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.