DOGA: EL YOGA PARA PERROS

La repercusión social del yoga ha sido más que exitosa a lo largo de los últimos años, sobre todo cuando se ha popularizado en las urbanizaciones y entre personas de la tercera edad. Además de mejorar la flexibilidad y la circulación sanguínea entre otros beneficios, mejora el estado de ánimo y calma la ansiedad, exactamente igual que compartir tiempo con nuestras mascotas. Los perros en concreto son uno de los animales preferidos por los españoles, igual que los gatos o los roedores. Hacen compañía, brindan amor incondicional y siempre están ahí cuando se tiene un mal día.

Por eso no es de extrañar que aparezcan en nuestra rutina de ejercicio diario, bien saliendo a correr en un parque o haciendo tablas en una colchoneta de nuestro salón. Si te gusta el yoga y tienes un compañero peludo de cuatro patas, debes saber que a España ha llegado el Doga, una práctica que permite hacer aun más inquebrantable tu vínculo con ellos.

Aunque pueda parecer una moda excéntrica, en realidad esconde muchas ventajas para nuestros canes. Al fin y al cabo, ellos también se estresan y pueden sufrir de ansiedad e incluso depresión, y este tipo de prácticas evita que sucedan enfermedades emocionales. Socialmente se vuelven más abiertos y tranquilos cuando llega la hora de entablar un contacto con otras personas, mascotas o incluso con su propio dueño, disfrutando más aún de las caricias. Físicamente, relaja sus músculos mejorar su circulación sanguínea y aumenta su flexibilidad, retrasa su envejecimiento y ayuda a que no sufra de sobrepeso u obesidad.


Todos los perros pueden aventurarse a practicar doga.
El Doga puede practicarse en casa

Cómo hacer Doga en casa

Hay dos vías: a través de clases online por medio de vídeos o de manera presencial en centros que impartan Doga, en las que se enseñan técnicas de masaje y estiramientos, además del lenguaje canino. Lamentablemente son escasos, ya que este deporte es muy nuevo en España. Practicarlo en casa es una de las opciones más elegidas por los mayores fans de esta actividad, pero, ¿cómo realizarla?

La duración ideal es de 10 a 15 minutos, puesto que la intención es relajar a nuestros perros y no estresaros. En primer lugar se comienza con masajes y caricias, para calmarlo y que se sienta en confianza. Posteriormente, se da paso a los estiramientos, los cuales ayudan a que nuestra mascota no se lesione ni tenga agujetas. Nos ayudará a que las posturas de doga (o asanas) se realicen con mejor resultado.

En tercer lugar: las posturas. Se practican acorde a los movimientos, edad, físico y necesidades del perro. Es importante que respetemos su espacio y limitaciones: recordemos que es una actividad para disfrutar y desconectar, no un examen. Finalmente, volemos al paso de la relajación: consiste en estirarse junto a tu mascota y acariciarla. Aquí tenemos un ejemplo de Doga, con posturas especializadas para perros pequeños


Tags from the story
, ,
More from Redacción It-Magazine
5 PREGUNTAS QUE DEBES HACERTE ANTES DE TENER MASCOTA
Cada vez somos más las personas que nos planteamos aumentar el entorno...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.