DÍA DE LOS INOCENTES

Hoy es el día de los inocentes, según la tradición popular, al menos aquí en España. Un día como otro cualquiera en el que se solían hacer pequeñas (o grandes, depende de la maldad del perpetrador) bromas a otros seres humanos dentro de un contexto de alegría, hermanamiento y buen humor. Eso ocurría en el pasado porque me temo, querido lector, que en la actualidad este tipo de bromas serían inviables. Es más, TODAS las bromas son inviables.

En la sociedad actual muchos seres humanos viven en una ofensa perpetua. Todo les ofende y no serían capaces de entender una broma inocente, ya que han perdido la capacidad que tiene el ser humano de reírse de uno mismo y de la vida en general, aunque sea por un momento. Eso lo único que produce es una frustración continua y una baja vibración constante muy peligrosa para el individuo, ya que puede facilitar la aparición de enfermedades tanto físicas como psicológicas, por no hablar de la infelicidad que se genera cuando evitas bromear y ser víctima de bromas.

Bromear de vez en cuando es sano, alivia el estrés cotidiano y nos hace recordar que nada es tan grave como nos parece en un primer momento. La vida es una broma y nosotros nos la tomamos demasiado en serio. Es momento de dejarnos de tantas memeces serias y empecemos a bromear con seriedad. Nuestra luz interior lo agradecerá y, por ende, nuestro mundo exterior también.

¡QUE NOOO!

¡QUE TODO ES UNA BROMAAA!

¡INOCENTE!


Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
POEMA: «NUESTRO MUNDO»
Sonrisas en el aire, caricias ambulantes, amores anhelantes de abrazos sin guantes....
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.