DECISIÓN Y ACCIÓN PARA VIVIR PLENAMENTE

Decidir es una posición de conexión emocional y mental que nos predispone a actuar. Un cambio de conciencia que nos produce libertad emocional y potencia seguridad interior. No siempre que tomamos una decisión pasamos a la acción. Es más, la decisión es una respuesta que es conveniente que sea paciente. Cuando el cerebro detecta que has decidido algo, te va a guiar para superar lo que te está impidiendo que lo lleves a cabo y para optimizar la respuesta más equilibrada. Es bueno esperar el momento preciso para actuar adecuadamente. 

Decidir es conectar con lo que no se quiere y rechazarlo, esperar el momento de poder transitar hacia lo que sí se quiere conectando con la ilusión. Es un fenómeno esencialmente sensitivo que estimula la capacidad de pensar con claridad de esperar el momento para poder actuar.

El proceso de decidir comienza con un proceso complejo, de conexión interior, de escuchar lo que se siente  y de forma gradual conseguir lo que se quiere. Da certeza y claridad. Es la mejor conexión con cambios óptimos de realidad. La duda sin embargo, es una reacción de bloqueo, de dificultad y de no saber cómo actuar ni qué decisión tomar. Aumenta la confusión y la inseguridad. 

La decisión nos da seguridad y protección

Activa nuestra atención y nuestro sistema nervioso central. La duda activa la confusión y paraliza la acción. Se activa el sistema del miedo y del desasosiego. La impulsividad es también una reacción motivada desde el miedo y no desde la decisión.  

La peor decisión es la indecisión.

Benjamin Franklin

A lo largo de la vida experimentamos muchas sensaciones, unas nos resultan amenazantes y otras gratificantes. Unas nos producen rechazo, inquietud o malestar y otras nos producen calma, ilusión o bienestar. De pequeños nos enseñan a forzarnos a actuar y no respetar lo que nos inquieta, nos molesta o rechazamos porque quienes nos obligan, son figuras de autoridad y si no les complacemos nos hace sentir fatal.

Perdemos las referencias de seguridad y de protección y surge angustia interior. También aprendemos a reprimir sensaciones que nos pueden brindar paz, armonía o bienestar, que sin duda, nos facilitarían conciencia y seguridad para tomar decisiones cuando fuésemos adultos y cambiarían el rumbo de nuestra vida.  

Es en los momentos de decisión cuando se forma tu destino. 

Tony Robbins

Por estos simples motivos aprendemos a callar, someternos y dudar. Nos quedamos bloqueados o reaccionamos alterados. Son reacciones que conectan con el miedo y con la incertidumbre. Se desarrollan sensaciones de agobio que producen emociones que generan malestar, abatimiento, tristeza o ira. Nos roban la energía emocional positiva, nos impiden pensar y actuar desde nuestra libertad. Y dejamos inactiva la función de decidir, nos sentimos confundidos y perdidos, intentando sobrellevar nuestra vida con un sinfín de distracciones que creemos que son alegrías y son solo compensaciones de disfrute pasajero.

Escúchate y sé consciente de lo que sientes

Si queremos conectar con la función de decidir, tenemos que conseguir tener claro lo que desde el interior nos está diciendo NO. Escucharlo e intentar respetar nuestro sentir natural, no dejarnos guiar por la reacción de bloqueo y no ceder ante el miedo. Ser conscientes de que lo que sentimos molesto, nos incomoda o disgusta, es lo que nos puede hacer daño y debemos alejarnos, aprender a desconectar.

De la misma forma, lo que intuimos positivo, lo que nos dice ADELANTE, lo que nos gusta o nos produce bienestar, es lo que nos va a generar la conexión natural con la ilusión esencial, con el proceso real que nos da la libertad de disfrutar cada paso para poder alcanzar el equilibrio vital. Hay que saber que nos vamos a encontrar con tensiones, exigencias, miedos de distintos tipos de interferencias, disfrazados de vergüenza, de culpa o inseguridad. Pero si esperamos y escuchamos nuestro sentir interior, el miedo se difumina y aparece la atención. 

La atención cubre de calma y de satisfacción. Te orienta hacia el logro, activa procesos de reflexión emocionales y mentales y de repente, encontramos señales que nos informan cómo proceder para poder actuar con cautela, precisión y total seguridad. Es difícil, no imposible. Es cuestión de comprenderlo y comenzar a cambiar. Se trata de conectar con la conciencia emocional del bienestar natural, de la coherencia, la calma y dejarnos de enfocarnos en lo que nos hace daño y no podemos controlar.

El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo sino en construir lo nuevo. 

Sócrates

Cuando decidimos, cambiamos y nos modificamos, nos sentimos fortalecidos y renovados. Los cambios que generamos nos permiten actuar y producir nuevas y grandiosas realidades.   

Ejercicio de visualización y anclaje

Proponte un objetivo relacionado con algo que quisieras cambiar en tu vida. El cambio tiene que depender de ti, tiene que ser positivo y liberador. Piensa qué cosas haces o vives que no te gustan. Qué cosas o qué situaciones o relaciones no quieres y estás viviendo. Piensa lo que no te apetece seguir haciendo.

Piensa qué cosas haces que te molestan, qué cosas vives que te incomodan, imagínalo y siéntelo. Piensa y siente qué te mantiene haciendo lo que no te gusta, lo que no quieres, lo que no te apetece, lo que te molesta. Piensa y siente qué te impide dejar de hacerlo. Y ahora imagina que lo borras, que lo difuminas… ¿Cómo te sientes? Imagina tu vida sin tenerlo que hacer, sin tener que vivirlo, desconectando de esa sensación…

¿Cómo te ves? ¿Qué cambiarías en ti? ¿Cómo te sentirías? Crea tu vida. Enfócate en difuminar, borrar y reducir lo que no quieres. Decide dejarlo de hacer, de sentir o vivir. Siéntelo. Espera el momento y actúa. Hay un proverbio chino que dice: “Para poder llenar tu taza hay que vaciarla primero“.

¡DECIDE, CAMBIA Y ACTÚA!


Tags from the story
More from Ana María Álvarez Sánchez

SUFRIMIENTO Y ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA

El maltrato a la infancia, en cualquiera de sus formas, es el...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.