¡CONFÍA! NO CIERRES TU CORAZÓN A LO IMPOSIBLE

confia

El corazón simboliza nuestro sentir. Nuestras sensaciones se activan y conectan con el mundo en forma física y química. Se trasladan y desplazan creando conexiones entre realidades. Construyen redes de información útiles y armoniosas que nos vinculan y unen. Protegen del peligro real o imaginario. Producen bienestar y seguridad.

Lo imposible, sin embargo, está conectado con la idea de derrota. Con impotencia y miedo. Con lo que no puede ser. Es un constructo racional no emocional. No es  sensitivo. Genera emociones, sí, pero destructivas y limitantes. 

Ni el triunfo ni la derrota te impongan su ley y los trates, por igual, como a dos impostores.

Rudyard Kipling

Las sensaciones nos ayudan a trasladarnos en el espacio y en el tiempo y producen múltiples beneficios. Nuestras sensaciones modulan nuestras cogniciones y nos transmiten seguridad. Sin embargo, nuestros miedos modulan nuestras cogniciones y nos transmiten angustia. Elijamos la plenitud que produce la confianza natural. Conectar con sensaciones protectoras y luego ilusionantes. Si lloras por quien no está, transmites serenidad. Y cuando dejes de llorar, habrá luz, resquicios de libertad y paz. 

En todo ese proceso transmitimos sensaciones de cobijo, sensaciones de seguridad a quien extrañamos, a quien en otro lugar, recibe nuestro sentir. 
El sistema nervioso es mágico. Es conectividad. Intuiciones, sensaciones de bienestar, malestar, de confianza o desconfianza, de inquietud, seguridad… No nos dañemos pensando que ya no hay nada que hacer. Porque el mayor recurso ni se huele, ni se escucha, ni se palpa, ni se ve. Nos activa esencialmente, nos vincula desde la esencia del alma y nos facilita andar, caminar en el espacio para poder conectar con personas que queremos, con sintonía emocional de equilibrio y bienestar. 

Por eso, no lo dudéis ni un momento, el amor es libertad. Es contacto con el otro. Y no hay ni tiempo ni espacio en la conexión neural. Hay fortaleza, hay calor, hay también delicadeza. 

Sin embargo, lo que pienses y te impongas desde el triunfo o la derrota, va a generar desajustes y todos frutos del miedo. Y esa es la información con la que nutres tu esencia y la que envías, sin duda, con quien quieres conectar. Y en lugar de liberarte y liberar, creas nudos, desajustes que nos impiden avanzar. 

Vive, siente, busca emociones que te den serenidad. Y poco a poco la vida te dará felicidad.  Y así, encontrarás el rumbo, aparecerán sincronías que te dictan el camino. 

Por favor, nunca pienses que el ser humano sabe más que la vida natural. El ser humano controla, condiciona y desajusta. La conexión natural favorece libertad, crecimiento, aprendizaje y el equilibrio esencial. 
Si entiendes este mensaje ya no existe lo imposible, porque desde el corazón, lo único que es de verdad, es conectar, liberar y descubrir la esencia del bienestar.  La que permite avanzar, aprender y conectar.

Existen tantas noches como días, y cada una dura lo mismo que el día que viene después. Hasta la vida más feliz no se puede medir sin unos momentos de oscuridad, y la palabra feliz perdería todo sentido si no estuviese equilibrado por la tristeza.  

Carl Jung

More from Ana María Álvarez Sánchez

¿VIVIR O SOBREVIVIR?

Cuando reduces el concepto de vivir al de sobrevivir es porque realmente...
Read More

2 Comments

  • ¡Magnífico Ana, como siempre! ¡Qué razón tienes! Empiezas a cambiar la forma en que percibes todo lo que te rodea, la forma de afrontarlo… y todo lo que te rodea cambia a su vez.
    Difícil… pero no imposible.
    Un abrazo

  • llega un momento que el miedo y el valor no son muy diferentes ,la lealtad y el amor si lo son .El amor y el querer son distintos . Sin tener confianza en ti mío y en quien amas complicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.