¿CÓMO VENCER LA INCERTIDUMBRE?

La incertidumbre es un estado de malestar generado por no saber qué va a pasar. Tiene que ver con el miedo asociado a lo desconocido reforzando expectativas potencialmente amenazantes. 

El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados.

Milan Kundera

La incertidumbre es una realidad ficticia llena de sombras, de abismos y de preocupación. El peligro acecha cuando estás en formato de incertidumbre y  no se quiere mirar, se teme lo peor y se desea lo mejor. Pero existe un potencial natural de afrontamiento, de crecimiento evolutivo, por eso se entra en conflicto. Algo nos dice “¡adelante”! y es el miedo es el que nos para, nos perturba y nos bloquea. Se cree que todo puede cambiar y aparece la resistencia ante esa posibilidad. Es entonces cuando surge un vértigo que nos impide afrontar.

Incertidumbre: ansiedad y miedo

La incertidumbre se basa en sentir incapacidad para poder afrontar lo que puede pasar. Lo diferente, lo extraño, lo que resta confianza, genera incertidumbre, y la incertidumbre genera ansiedad. Pero a veces la ansiedad nos indica que tenemos que activar el descubrimiento y sin embargo, nos quedamos atascados, perdidos e indefensos. Es esa ansiedad difusa y continua la que produce miedo, y el miedo se expande interiormente, produce angustia y crea tensión nerviosa. O te inhibes o te alteras. O huyes o te enfrentas, te dispersas.

La dispersión y el miedo nos conecta con nuestra parte vulnerable, con la niñez esencial, con momentos de inseguridad vital, con la necesidad de ayuda, de protección exterior. Sentimos que no podemos afrontar lo que nos viene, lo que puede perturbar nuestra estabilidad interior. El miedo nos desconecta de recursos interiores y de capacitación. Pero existen los recursos cuando te haces mayor, la cuestión es encontrarlos, conectarnos y  utilizarlos para reducir la indefensión que está produciendo la angustia.

¿Por qué asustarse? ¿Por qué dudar? ¿Acaso porque se ignore lo que hay allá, porque no vuelve, o más bien porque es propio de nuestra naturaleza suponer que todo es confuso y tinieblas en lo desconocido?

Goethe

Así un niño que se separa de su mamá para ir al colegio se activa en incertidumbre cuando su entorno cambia, cuando su protección esencial se aleja y se tiene que enfrentar a algo desconocido. Lo más terrible es perder el contacto con la seguridad que le da la figura de su madre: la conexión con el bienestar y la estabilidad que le da su protección natural. Entonces cuando la mamá se va, el niño llora o se altera. El niño sufre un estado de incertidumbre que no puede controlar.

La oscuridad produce incertidumbre. Los fantasmas del miedo llenan el lugar y por eso la mamá o el papá dejan la luz encendida para que su bebé pueda observar que todo sigue igual. Así y todo, el silencio, la quietud, la sensación de desconexión que produce la somnolencia, hace que el niño pequeño también se sienta incapaz de asumir la pérdida de realidad porque no sabe lo que puede pasar. Y se altera, se angustia y necesita a su mamá o su papá.

Cualquier persona ante situaciones desconocidas, sin saber cómo resolver lo que puede aparecer, siente inseguridad asociada a incertidumbre. Siente que lo que pueda ocurrir es potencialmente peligroso porque no van a saber cómo poder afrontarlo. Pero a la vez quiere confiar en que no sea verdad.

El ser humano como cualquier animal está diseñado para sobrevivir. Por eso cualquier cambio, cualquier tránsito vital, cualquier crisis coyuntural va a activar el sistema de alerta cerebral para poder controlar, para ver qué puede pasar y cómo puede actuar para afrontar la realidad y librarse de peligros. Así, se desactivará cuando encuentre la forma de sentir seguridad, de protegerse de potenciales situaciones que le pueden afectar.

Actividades generadoras de paz

Cuando estamos transitando sin poderlo controlar, hacia una realidad desconocida que se tilda confusa, cambiante o peligrosa y altera nuestra seguridad actual, es importante desarrollar recursos de afrontamiento para liberarnos de la incertidumbre y fomentar auténtica seguridad.

Mejor cosa y más segura es una paz cierta, que una victoria esperada. Una está en tus manos; la otra, en la de los dioses.

Tito Livio

La seguridad nos da certeza, nos regula el equilibrio psíquico, físico y mental. Nos produce bienestar y nos estimula un estado de confianza natural. A partir de esa actitud podemos continuar observando lo que antes nos podía perturbar. Pero no es bueno atender a lo que nos produce incertidumbre si estamos activados en  la sensación de ansiedad. Por eso, hay que desarrollar calma, regularnos y buscar la forma de nutrir el estado de equilibrio, de certezas y de paz.

La inseguridad, al contrario, se asocia a la incertidumbre, nos altera emocionalmente, nos produce malestar y nos inquieta el sentir, el pensar y el actuar. Una de las formas de desarrollar seguridad es centrarnos en situaciones presentes que nos produzcan certeza y protección: escuchar lo que nos puede acercar al bienestar. 

Pensemos en realizar actividades que nos produzcan logro o satisfacción, actividades que generen sensaciones de confianza. Pensar en cuestiones cotidianas que nos gusten y que podamos realizarlas. Algunas no las hacemos desde hace mucho tiempo, otras ni siquiera se nos había ocurrido o no habíamos tenido la oportunidad de hacerlas. Este es el momento para descubrirlas y utilizarlas. Pueden ser actividades físicas, manipulativas, creativas, conectadas con la naturaleza, con habilidades personales, con relaciones afectivas o sociales. 

Proponernos cada día activar nuestros recursos y fomentar el desarrollo de actividades que dependan de nosotros. No es cuestión de distraer el malestar con actividades pasivas, donde lo que estamos haciendo es escapar. Lo ideal es buscar actividades que tengan que potenciar nuestra capacidad de aprender, de mejorar, de crear o de disfrutar con lo que hacemos.

Activar la atención para generar bienestar

La idea es activar la atención centrada para conseguir contribuir a un estado general que nos refuerce sensaciones de certeza y bienestar:

1. Que nos produzca paz y serenidad.

2. Que nos hagan esforzarnos para poder alcanzar lo deseado.

3. Que nos generen sensación de superación, de logro o satisfacción.

Hacer una lista de opciones que tengan que ver con nuestros recursos esenciales, con lo que nos gusta hacer, con lo que nos calma o nos satisface. Y proponer prioridades y comenzarlas a hacer. Escuchar las sensaciones y salir de la zona de confort, de la que nos mantiene alterados, encerrados, bloqueados y utilizar la creatividad para ver cómo empezar.

La creatividad es la libertad evolutiva de la mente, es la capacidad de decidir cosas distintas y llevarlas a cabo. La creatividad es la forma de sentir auténtica libertad.

Siento que los peligros, la soledad y un futuro incierto no son males abrumadores mientras el cuerpo esté sano y las facultades en uso, y sobre todo, mientras la libertad nos preste sus alas y la esperanza nos guíe con su estrella.

Charlotte Bronte

Cuando el futuro es incierto, es bueno explorar y descubrir lo que puede ocurrir, para que nuestra esperanza se potencie desde lo real y no desde lo ideal. Pero la posición para conocer y tener opciones para adaptarnos a lo que venga, es a partir de desarrollar patrones de conexiones interiores que nos generen sensaciones de seguridad y estabilidad para proyectarlas en lo que está por venir y aceptar la posible realidad. 

Aceptar no es aguantarse, aceptar es asumir lo que podría ocurrir activando sensaciones de bienestar interior y de creatividad para poder afrontar ese futuro con recursos útiles que potencien la certeza de ser capaz de afrontar lo que estará por llegar.

El futuro es incierto pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana. 

Ilya Prigogine

Tags from the story
More from Ana María Álvarez Sánchez

EL ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA

El abuso sexual deja una intensa huella vital en el menor, la...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.