Cómo aprender mejor un nuevo idioma

¿Estás intentando aprender un nuevo idioma y no sabes ni por dónde empezar? ¿Te cuesta concentrarte, o persistir en la tarea? Quizá se deba a que no planteas bien tu planificación de estudio. En este artículo te dejamos unos cuantos consejos para que practicar un lenguaje ajeno al materno te resulte mucho más sencillo.

Busca a alguien con practicar una conversación. Puede parecer absurdo, pero Mark Manson afirma que, con una mera hora de charla basta para aprender lo mismo que con 5 horas asistiendo a clases, o 10 horas por cuenta propia. Al fin y al cabo, hablar es un proceso complejo; implica escuchar a la otra persona que habla, entender lo que dice, planear la respuesta en la mente y después expresarla de forma oral. El lenguaje ha de procesarse, no memorizarse.

Como se ha comentado antes, el lenguaje se procesa en la mente. Intentar forzarse a pensar en el nuevo idioma que se desea aprender es un avance que nos permitirá preparar frases o respuestas para situaciones futuras.

Las personas nativas son el mejor maestro: gracias a ellas se puede aprender la correcta pronunciación de cada palabra, o la manera más acertada de formular una oración para cada momento. Al fin y al cabo, siempre son mejores que el propio diccionario. Pero con esto no hay que despreciar las enciclopedias de idiomas: llevar un diccionario manual con su respectiva libreta (o un diccionario virtual) permite consultar cualquier palabra desconocida para estudiarla detenidamente después.

El móvil o el ordenador permiten instalar aplicaciones diseñadas exclusivamente para el aprendizaje de un nuevo idioma. Incluso hay quien cambia el lenguaje de sus dispositivos electrónicos para practicar.

De igual forma, el estudio de un nuevo idioma no comprende únicamente los libros. Ver películas subtituladas, escuchar música extranjera, leer noticias internacionales o escuchar podcasts y audiolibros son una forma dinámica de aprender.

Empezar con palabras y frases sencillas para ir ascendiendo de nivel, ayudará a no desesperarse cuando haya un temario que no se comprenda demasiado bien. Si se es principiante, los docentes recomiendan estudiar entre 100 y 150 palabras básicas para poder tener una base medianamente sólida a la hora de comenzar.

Estos son algunos trucos que pueden ayudar a aprender un nuevo idioma. ¿Qué aconsejas tú?

More from Redacción It-Magazine

MEJORA TU INTELIGENCIA EMOCIONAL: CLAVES PARA NO FRACASAR

La Inteligencia Emocional no tiene que ver con obligarnos a sentir unas...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.