CHARLES CHAPLIN: EL GENIO DEL HUMOR

Charles Spencer Chaplin. El 16 de abril de 1889 nacía en Londres uno de los grandes mitos del mundo del cine. El cómico más popular de la industria cinematográfica de la época. Uno de los artistas más geniales e importantes de toda la historia del séptimo arte. Creador de un personaje mítico: Charlot, un símbolo del humor. Su fama le llevó a obtener múltiples reconocimientos y nominaciones artísticas. Recibió en 1928 y en 1972 el Oscar honorífico y fue candidato al Premio Nobel de la Paz en 1948. Chaplin cuenta con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood desde 1970 y fue distinguido con la Orden del Imperio británico en 1975.

Vida complicada donde las haya. Hijo de artistas de music hall, separados tempranamente. Mientras aún vivía con su padre, su madre fue internada en un asilo por problemas psiquiátricos. Y a los 12 años perdió a su padre, víctima de cirrosis. Así sus hermanos y él pasaron por diversas instituciones de orfandad. Antes de consagrarse como actor y humorista, fue vendedor ambulante. Su vida y en especial en su niñez y adolescencia, se asemejó más al drama que a la comedia.

Chaplin es uno de los grandes genios del cine. Un verdadero mito en la cultura del siglo XX. En su filmografía abundan joyas llenas de imaginación, con una brillantez exquisita. Ello le ha llevado a ocupar un lugar privilegiado en la historia del cine. 

“La vida no es significado; la vida es deseo.» 

Charles Chaplin

Charles Chaplin retrataba las miserias sociales de la época con su especial y brillante humor. Abordaba en clave de humor aspectos delicados como el hambre, la guerra, la pobreza o el abandono. Incluso hablaba de la falta de derechos y libertades sociales. Podemos recordar a su personaje Charlot. Ese entrañable vagabundo de modales refinados vestido con pantalones bombachos, zapatones, bastón y bombín. Su vida estuvo entre la comedia y la tragedia. Esto no le impidió observar la vida desde una bella perspectiva y ser una persona auténtica.


Chaplin y sus lecciones de vida

Conocemos la faceta multidisciplinar del actor y la magia que nos brindaba. Muy pocos conocen sus reflexiones y grandes mensajes. Chaplin nos dejó profundas reflexiones y grandes lecciones sobre la vida que merecen la pena leer. Sus declaraciones sobre la vida estaban llenas de sentimiento. Su manera de ver el mundo era fascinante. Esas reflexiones nos hacen disfrutar cada segundo.

Autoestima

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… Autoestima.

Autenticidad

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad.

Madurez

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… Madurez.

Respeto

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto.

Amor propio

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… Amor propio

Simplicidad

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega- proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… Simplicidad.

Humildad

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… Humildad.

Plenitud

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… Plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… Saber Vivir!
No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas…


Tags from the story
, ,
Written By
More from inspiracion W
LA AUTENTICIDAD NO TIENE PRECIO
¿Qué es eso de la autenticidad? Podríamos decir que es el grado...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.