¿CASOS JUDICIALES COMO DISTRACCIÓN SOCIAL? – CORRUPCIÓN POLÍTICA COMO ARMA

Son muchos los sucesos que han marcado un antes y un después en la Sociedad, procesos en los que el protagonista es la víctima de una horrible desgracia o un criminal sin escrúpulos. Encontramos la mediatización de desapariciones, como la de Madeleine McCann, o asesinatos como el de Marta del Castillo. A veces parecen visibilizarse más unos casos que otros, como lo ocurrido con La Manada y el caso Kote Cabezudo; ambos tratados a la par pero sólo uno presente en los medios de comunicación: “tiene que haber una mano negra detrás” dice Diana, una de las víctimas del fotógrafo, cuando repara en que no sólo hay un silencio mediático al respecto, sino que por alguna razón se archivó su denuncia sin notificárselo.

Suelen ser pocos los temas que se hacen eco en el día a día. Normalmente los informativos buscan lo más demandado por la audiencia; ocurrió con el caso de Gabriel, niño asesinado por Ana Julia y cuya historia llegó a retransmitirse en directo minuto a minuto, algo que no se dio con las niñas prostituidas y tuteladas de Mallorca; las dos únicas conclusiones que se tienen al respecto son que “era un secreto a voces desde hace diez años” y que, según Irene Montero, conviene “callar” porque “hay otros ministerios implicados”, negándose así a investigar los casos de prostitución de menores de al menos 16 niños según cuentan los periódicos digitales


“Hipocresía” y juegos mediáticos, ¿quién está en el poder?

¿Cuándo fue la última vez que se trató públicamente la trama Gürtel? Parece haberse olvidado en el tiempo, a no ser que nos interesemos de primera mano y queramos informarnos por nuestra cuenta. Si bien el tema pareció estallar cuando el PSOE hizo acto de presencia en el poder, ahora parece no tener hueco en las televisiones, puesto que tanto ese partido como IU han sido acusados de beneficiarse otros cientos de miles de euros.

Por su parte, el presidente del PP del País Vasco manifestó que “con Gobierno del Partido Popular no habría habido GAL”, siendo catalogada la actitud de su partido como un “gesto de hipocresía supremo”. No hay que olvidar tampoco el caso Bárcenas, que hacía una llamativa mención a unos “sobres con sobresueldo”.

El gobierno de Pedro Sánchez también fue tildado de insincero: “el PSOE acumula cientos de casos de corrupción. El ya presidente del Gobierno se ha escudado en la corrupción para echar a Rajoy, pero calla los grandes escándalos de su partido” dicen plataformas como LibreMercado.


Caso Alcácer: portada de todos los medios, ¿cortina de humo?

Ciertos casos parecen tener más repercusión que otros, ¿a qué se deberá?
Ciertos casos parecen tener más repercusión que otros, ¿a qué se deberá?

Juan Ignacio Blanco aseguró contar con una cinta que resolvería el caso Alcácer, probatoria de todas sus teorías. En un documental emitido en Netflix volvió a hablarse de ello: “Al parecer una noche el párroco de Alcácer llamó a Fernando García porque tenía que entregarle algo que le dio una persona bajo secreto de confesión para él. Juan Ignacio Blanco acompañó al padre de Miriam a la parroquia y horas más tarde visionó el vídeo junto a un hermano de Fernando Blanco”. Sin embargo, pese al fallecimiento de este investigador, aún no se sabría el paradero de dicha cinta.

Ahora el caso Alcácer parece reabrirse de nuevo; Fernando García, padre de una de las víctimas del crimen, habló esta misma semana para ‘Milenio Live’ y se mostró extrañado ante la aparición de nuevos huesos 25 años después de lo sucedido.

Antonio Anglés, acusado de haber sido participante del secuestro y brutal asesinato de las niñas de Alcácer, desapareció hace más de un cuarto de siglo sin dejar rastro, totalmente ilocalizable para las autoridades. Sospechoso en su momento de haber sido ayudado en su huida por un capitán, la jueza solicitó hace poco una comisión rogatoria internacional para tomar declaración al oficial del ‘City of Plymouth’. La solicitud de auxilio judicial está dirigida a las autoridades de Reino Unido; por su parte, la madre del señor Anglés manifestó en 2018 que “los verdaderos asesinos de las niñas fueron gente de traje” y que sus ocho hijos “se cambiaron de apellido después de Alcásser”, asegurando que Antonio “está muerto”.

El periodismo es considerado el cuarto poder dado a la importante influencia que tienen los medios de comunicación entre la sociedad y opinión pública y, sobre todo, en muchos gobiernos y sus representantes. Ya lo denunció Udo Ulfkotte en su momento con su libro ‘Comprando periodistas’, bestseller en menos de una semana en Alemania, país en el cual este tema es todo un tabú.

¿Por qué hay casos como los de Kote Cabezudo que son silenciados? ¿Qué pasó con Yeremi Vargas y por qué no parece tener tanta relevancia como Madeleine? ¿Y por qué los casos de corrupción parecen contar con una efímera vida en los medios oficiales?

¿Se imaginan que esa clase de temas fuesen una burda herramienta destinada a la distracción social? ¿Un método que funcione como cortina de humo, apelando a las emociones y obligándonos a obviar otro tipo de sucesos que también nos afectan directamente?

Desde It-Magazine invitamos a nuestros lectores a expresarse.

More from Alba Lobera
LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS
Es posible que con sólo plantearse esa pregunta, pensemos automáticamente en el...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

  1. says: Antonio

    ¡El Poder Judicial y el Ejecutivo están metidos hasta el cuello, y el Poder Legislativo los protege!
    Estamos perdidos, no hay futuro.

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.