Capgras: cuando quien más quieres es un impostor

“A veces, la mayor batalla está en nuestra mente”

Los trastornos psicológicos, psiquiátricos y derivados pueden convertir nuestro mundo en una lucha extrema capaz de evocar los peores pensamientos y emociones que un ser humano haya sentido jamás. De esta forma, el síndrome de Münchhausen por poderes lleva a la destrucción de un niño desde su más tierna infancia, y la ricopatía, a convertir a nuestros jóvenes en adultos acomplejados y egoístas.

Enfermedades así nos demuestra que no sólo la salud comprende el plano físico, sino que los daños de la mente repercuten sin miramientos en nuestro entorno y a la gente implicada. En el caso del síndrome de Capgras encontramos una doble víctima: quien lo padece y a quien se ataca.

El síndrome de Capgras se caracteriza por afectar a la capacidad de identificación del paciente, quien cree que una persona, generalmente un familiar, es reemplazado por un impostor idéntico.

En el Tratado de Psiquiatría de Hales-Talbott (Ancora, 1996) se define como una enfermedad en la que: “el paciente cree que una persona estrechamente relacionada con él ha sido sustituida por un doble”. Y en la Sinopsis de Psiquiatría de H. Kaplan (Panamericana, 1999) como: “la idea delirante de que otras personas, normalmente muy cercanas al paciente, han sido reemplazadas por dobles exactos, que son impostores”.

Informe de Sinkman, 2008:

El siguiente caso es un ejemplo del síndrome de Capgras resultante de una enfermedad neurodegenerativa: Fred, un hombre de 59 años con alta cualificación escolar, fue remitido para una evaluación neurológica y neuropsicológica debido a alteraciones cognitivas y del comportamiento. Había trabajado como jefe de una pequeña unidad dedicada a la investigación energética hasta unos meses antes. Su pasado médico y su historia psiquiátrica pasó sin incidentes. […]La mujer de Fred informó que unos 15 meses desde el inicio, comenzó a verla como un “doble” (según sus palabras). El primer episodio ocurrió un día cuando, después de venir a casa, Fred le preguntó dónde estaba Wilma. Para su sorprendente respuesta de que estaba justo ahí, él negó firmemente que ella fuera su mujer Wilma, quien él “ conocía muy bien como la madre de su hijo”, y siguió diciendo claramente que Wilma podría haberse ido y volver más tarde. […] Fred presentó un deterioro cognitivo progresivo caracterizado tanto por la gravedad como por la disminución rápida. Aparte del síndrome de Capgras, su presentación neuropsicológica fue contrastada por alteraciones del lenguaje que sugieren una disfunción ejecutiva frontal. Su discapacidad cognitiva terminó en un severo síndrome frontal.

El síndrome de Capgras se caracteriza por impedir la identificación de alguien
El síndrome de Capgras se caracteriza por impedir la identificación de alguien

La causa principal apunta a la prosopagnosia, una forma específica de agnosia visual caracterizada por la incapacidad para reconocer rostros familiares, incluyendo el propio. Por eso se le conoce también como “la ceguera de rostros”. En esta condición, los pacientes son incapaces de reconocer las caras conscientemente, a pesar de ser capaces de reconocer otros tipos de objetos visuales. Sin embargo, un estudio realizado en 1984 por Bauer mostró que, aunque la consciencia del reconocimiento facial se vio afectada, los pacientes con la condición mostraron activación vegetativa (medida por una medida de respuesta galvánica de la piel) a caras conocidas, lo que sugiere que hay dos vías para afrontar el reconocimiento- una consciente y no consciente. Se cree, entonces, que puede ser causado por un daño en la conexión entre las áreas del cerebro encargadas del reconocimiento facial y su respuesta emocional.

Según el grado de intensidad, quien padece el síndrome puede reconocer los rostros de sus seres queridos pero no sienten la reacción emocional que normalmente se asociaría con la experiencia de verlos y de estar cerca de ellos. Hay pacientes que incluso pueden hablar con su familiar por teléfono y reconocerlo, pero cuando lo ve, cree que es un impostor. Otras personas pueden estar convencidas de que su mascota no es su mascota, sino también una impostora.


Violencia y miedo: la destrucción “del impostor”

Desde BBC nos comparten hasta cuatro ejemplos graves de pacientes con síndrome de Capgras, para entender la magnitud que trae esta enfermedad y sus consecuencias devastadoras.

  • Un hombre que deliraba sobre las identidades de su padre, hermana, sobrino, hermano y cuñado. “Creía que sus parientes reales habían muerto y que ellos eran unos clones cuyos cuerpos habían sido tomados por espíritus”. Este paciente mató a su padre e hirió gravemente a su sobrino.
  • Un paciente creía que su madre, su tío y otros parientes habían sido reemplazados por dobles. “Creía que sus familiares reales habían sido asesinados por razones desconocidas. También expresaba delirios de grandeza en los que él era extremadamente rico y que los impostores (que se hacían pasar por sus parientes) le habían robado su dinero”.
  • Un paciente decía que su madre había muerto y que había sido reemplazada por una mujer que era casi idéntica a ella. Decía que “podía detectar a la impostora porque su voz era diferente a la de su madre. Creía que su padre había vivido con la impostora, pero no se daba cuenta de la identidad de la impostora”.
  • Un hombre creía que sus padres fueron reemplazados por copias idénticas cuando era un bebé. “Creía que estos padres duplicados habían matado a sus padres reales y que también albergaban malas intenciones hacia él, aunque a menudo era sutiles en su malicia”.

Los cuatro pacientes tuvieron comportamientos amenazantes y violentos contra sus parientes. Fueron hospitalizados y recibieron tratamiento médico.

More from Redacción It-Magazine

LA MAGIA DE RUSIA: 7 SUPERSTICIONES EXTRAÑAS

Según el último sondeo del Centro Ruso de Estudio de la Opinión...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.