¿Qué alimentos ayudan a realizar una mejor digestión?

Estas fechas son muy complicadas: agobios, aprietos económicos, compromisos, situaciones comprometedoras… ¡Y demasiada comida! Comer de todo y en cantidad generosa tiende a ser positivo, pero a veces nos excedemos en contra de nuestra voluntad. Desde It-Magazine queremos ayudar a que la hora de la comida no sea un sufrimiento durante las horas posteriores, por lo que traemos un listado de alimentos que pueden ayudar a que nuestra digestión funcione.

¿Cómo podríamos evitar una digestión pesada?

El momento de la ingesta es clave a la hora de intentar evitar ardor estomacal y malestar general. Masticar de forma pausada, con tranquilidad, saboreando los alimentos, y cuidando que haya un correcto nivel de saliva, son aspectos que permiten una correcta deglución.

El estrés y la velocidad al comer, el desorden y el cansancio, influyen negativamente en el sistema digestivo, cortando el proceso de manera brusca y haciendo daño al sistema digestivo. Es más, el estado de ánimo influye no sólo en la salud física sino en la asimilación de sustancias: por ejemplo, el disgusto o la ansiedad hacen que las enzimas digestivas se vuelvan lentas. 

Los horarios de las comidas también son muy importantes, puesto que comer o cenar a deshoras o demasiado tarde provocaría reflujo, ardor e hinchazón abdominal entre otras cosas. Los expertos aconsejan dejar pasar cuatro horas entre comida y comida, y cenar tres horas antes de acostarse.  


¿Qué alimentos son esenciales para garantizar una excelente digestión?

El kiwi. Excelente como rejuvenecedor en la piel, particularmente en la cara, y rico en vitamina C, hace de nuestras digestiones algo más llevadero. Lleno de proteínas, ejerce una función de filtro de protección natural para la piel debido a su contenido en luteína. También combate la anemia y favorece el sistema inmunitario. Su fibra soluble mejora el tránsito intestinal, es excelente para consumir durante los desayunos.

Las hojas del diente de león suelen mezclarse con otros platos de verduras, empleándose a veces como si se trataran de espinacas o un ingrediente más para las ensaladas. Puesto que tienen un sabor más bien amargo, se usan solamente los brotes tiernos. Su taraxecina y taraxacerina estimulan las secreciones de los órganos digestivos, así como el funcionamiento del hígado. Contiene provitamina A, así como vitaminas B1, B2, C y E, y cantidades significativas de sales minerales como calcio, potasio, fósforo y magnesio.

El rabanito con su sabor picante y su textura crujiente, abre el apetito y resulta digestivo. Pertenecen a la misma familia de las coles, por lo que contienen las mismas sustancias azufradas desintoxicantes y anticancerígenas.

Durante la Navidad y Año Nuevo se suele tener una mala digestión
Durante la Navidad y Año Nuevo se suele tener una mala digestión

Los platos con bastante cebolla son muy beneficiosos para la salud cardiovascular, respiratoria y articular y protege especialmente frente las molestas infecciones del sistema digestivo.

Cocinar los alimentos con aceite de oliva trae múltiples beneficios para el organismo; uno de ellos es que resulta un gran facilitador de la digestión. Los expertos del equipo médico y de nutrición de IM Clinic, Instituto de Cirugía Plástica del doctor Iván Mañero, explican que “ayuda a que los alimentos se transformen en el estómago, evita el reflujo gástrico que produce la acidez, favorece la evacuación de heces y esquiva las infecciones en el tracto digestivo”.

Las infusiones de jengibre incitan a la liberación de enzimas por parte del páncreas, ayudando así a que la deglución sea más ligera y sin acidez. Otra de sus principales propiedades es que es antibacteriano, previniendo así alteraciones de la flora intestinal, reduciendo las diarreas y mejorando la evacuación.

El pescado blanco, debido a su baja cantidad de colágeno, también ayuda a realizar una fácil digestión.

El yogurth natural puede funcionar como un postre más que beneficioso: al contener bacterias lácticas que actúan sobre la microbiota intestinal, la comunidad de microorganismos que alberga nuestro intestino, ayuda a la digestión.

A su vez, consumir piña a media tarde es un gran acierto: destaca su aporte de bromelina, que apoya los mecanismos digestivos rompiendo las moléculas proteicas, ayudando a eliminar los parásitos intestinales. También es una excelente fuente de fibra… ¡Y parece ayudar con la resaca!

El plátano es otro aliado del sistema digestivo; rico en inulina –una sustancia una sustancia de efecto prebiótico que sirve de sustento a los proboioticos-, contribuye a una flora intestinal saludable. Por otro lado, este mineral participa en las contracciones musculares requisadas para digerir y para el avanza del bolo alimenticio.

La alcachofa, gracias a su amargo sabor, tiene efecto colerético, que aumenta la producción de bilis, aliviando el estómago y ayudando a la eliminación de líquidos.

Por último, el hinojo alivia la acidez, la distensión abdominal, la indigestión, la inapetencia y el exceso de gases. En tisana resulta muy útil contra la retención de líquidos y ayuda a disminuir los cólicos y retortijones.

¿Y tú? ¿Qué remedios caseros o ingredientes te ayudan a realizar la digestión?

More from Redacción It-Magazine

Los degúes: una mascota dulce y poco conocida

Los degúes son considerados animales muy acertados para iniciar a los niños...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.