ELIGE TU ACONDICIONADOR CASERO PARA EL CABELLO

Tener un cabello sano parece una misión imposible cuando nos detenemos a mirar los ingredientes de ciertos acondicionadores: sí, hacen que nuestro cabello brille pero, ¿a costa de qué?

Afortunadamente podemos contar con alternativas naturales que pueden fabricarse con ingredientes caseros, sin temer que estropeen nuestro pelo.

Un primer acondicionador casero, y fácil de realizar, es aquel que se hace con vinagre de sidra o manzana. En una taza de agua, mezclar al gusto con una cucharadita de aceite de romero o jojoba. Posteriormente, hay que enjuagar el cabello con la mezcla después de lavarse a fondo. Dejará un acabado brillante y sin enredones.

Si por el contrario se es algo escrupuloso/a con los olores, un acondicionador a base de pepino nos ayudará a sentir mayor frescor y sensación de limpieza. De hecho, los estilistas más significativos recomiendan el uso de aloe de pepino puesto que es capaz de adaptarse a cualquier tipo de cabello. Mezclado con aceite de almendras dulces y jugo de hoja de aloe vera, conseguiremos un cabello fuerte y con un delicado aroma.

Hay un acondicionador apropiado para cada tipo de cabello
Hay un acondicionador apropiado para cada tipo de cabello

Otra fórmula para un acondicionador casero puede lograrse mediante glicerina y jugo de limón. En una taza de agua destilada, o jugo de aloe vera en su defecto, hay que añadir cuatro onzas de glicerina. Después, unas gotas de jugo de limón (o aceite esencial de limón) para que el cabello tenga mayor soltura.

Tras lavarse el cabello con champú, es conveniente usar los dedos para añadir pequeñas cantidades del acondicionador en las puntas del cabello. Por último, hay que enjuagar.

Aceite de coco: la alternativa más solicitada.

Y no es para menos. Proporciona una intensa hidratación, y se puede aplicar antes o después del uso del champú, dependiendo del tipo de cabello.

Si se tiene un cabello grueso, rizado y/o seco, el aceite de coco ha de aplicarse en los extremos después de lavar el cabello. Para el cabello ligero, graso o lacio se añade antes de la ducha, después, el champú habitual.

¡Probadlo!

¿Y vosotros/as? ¿Qué remedios caseros usáis?

More from Redacción It-Magazine

Suscríbete a It-Magazine

Como ya sabréis, It-Magazine es la revista de imaginación y talento para...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.