BENEFICIOS DE TENER UN LIMÓN CORTADO CERCA

Dicen que, cuando se tiene gripe, poner una cebolla fresca recién cortada por la mitad en el dormitorio justo antes de meterse en la cama ayuda a notar una considerable mejoría al despertar debido a su capacidad de absorber bacterias y virus, además que sus vapores ayudan a que se respire mejor.  Pese a que hay artículos que indican lo contrario y lo califican de una leyenda urbana, desde It-Magazine queremos hablar de algo que está totalmente demostrado: un limón cortado tiene muchos beneficios si lo tenemos cerca, ¡y no hace falta estar resfriado!

Ya de por sí es un cítrico que alivia más aún que los refrigerios, pues le añade una chispa amable a nuestras bebidas. También ha sido el protagonista de las neveras, pues medio limón ha ayudado a absorber los olores del resto de alimentos.

Su capacidad de desintoxicación proporciona un ambiente fresco y limpio al aire. Al ser antibacteriano también ayuda a respirar con mayor facilidad. Para quien padezca de asma o resfriado, será doblemente positivo ya que le abrirá las vías respiratorias. A su vez, inhalar su aroma reduce la presión arterial.

Un limón cortado tiene numerosos beneficios
Un limón cortado tiene numerosos beneficios

En la época de las alergias, un limón cortado también puede beneficiarnos. Al ser bastante rico en hesperetina, un flavonoide muy presente en los cítricos, la primavera se hace más llevadera cuando se toma un poco de su jugo.

Por otro lado, y para no abusar de la lavanda, un limón cortado propicia un ambiente de calma: colocar algunas rodajas en un plato pequeño y respirar su olor en series de tres en tres relaja el cerebro. Durante el día, sin embargo, y cuando se está haciendo tareas que requieren de un gran esfuerzo intelectual, potencia la concentración, la memoria y la actividad cerebral.

Y por último un limón cortado aporta también hasta tres beneficios prácticos para nuestro entorno:

En primer lugar, es un excelente repelente para insectos, puesto que odian su olor. Frotarlo contra nuestra piel, o rallar la cáscara o cortar unos trozos y distribuirnos por las zonas que consideremos adecuadas, evitarán que se acerquen.

En segundo lugar, actúa como un potente desinfectante en nuestras heridas cuando carezcamos de alcohol. Sólo hay que frotar unas rodajas contra la herida o rozadura, y la piel estará lista para curarse.

Por último, y para quien tenga gustos espirituales o esotéricos, hacer un círculo de sal en un plato y colocar en su centro medio limón cortado, absorberá la energía negativa que traigamos del día a día. Dejar esos trozos debajo de la cama, en la mesilla o cerca de nosotros es muy efectivo; lo único que al despertar hay que tirarlos a la basura.

More from Redacción It-Magazine

Mascarillas caseras para todo tipo de cabellos

Con estos cambios tan bruscos de temperatura y el frío amenazante desde...
Read More

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.