EL ‘METOO’ HOLLYWOODIENSE: LA LUCHA FEMENINA COMO NEGOCIO

No será la primera vez que se apelan a los sentimientos de la Sociedad para formar un suculento negocio, exigiendo ingresos u otros beneficios bajo la presión de ser calificado de ‘políticamente incorrecto’ si se decide contrariar el oleaje popular. Desde It-Magazine y gracias a la colaboración de una lectora de tenaz espíritu, queremos invitar a todo internauta que nos visite a reflexionar a través de este artículo.

El movimiento MeToo (datado en octubre de 2017 para denunciar la agresión sexual y el acoso sexual, a raíz de las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine y ejecutivo estadounidense Harvey Weinstein, haciendo que algunas películas hollywoodienses sigan estancadas debido a la cadena de sucesos que originó) ha marcado un antes y un después en la historia de Hollywood. Los abusos sexuales parecen estar a la orden del día según los usuarios que siguen de cerca los eventos que acontecen a la Gran Pantalla. Encontraríamos así casos como los de la protagonista de Poltergeist, quien supuestamente habría sido asesinada en una brutal orgía pedófila durante el rodaje, o el repentino despido de Dan Schneider en Nickelodeon por, según sospechas, abuso sexual a las actrices menores de 16 años y un mal temperamento.

A raíz de esto, algunas hipótesis señalaron el prematuro embarazo de Jamie Lynn Spears como el resultado de una violación por Schneider, así como la caída a las drogas e instituciones psiquiátricas de Amanda Bynes –una de sus estrellas principales–, quien escribió una serie de tuits en los que afirmaba que el productor había abusado sexualmente de ella, pese a que no volvió a acusarlo cuando resurgió el movimiento MeToo, corriente que aunque resulte un arma feminista del actualidad, ya dio sus primeros pasos con denuncias como la de Concha Velasco en 1982. Desgraciadamente, pese a asegurar en un programa de TVE en directo que tener un papel o no dependía en muchas ocasiones de “desnudarse en la oficia del productor”, el público del plató –lejos de indignarse- estalló en carcajadas.

Sea como fuese, el abuso sexual se encuentra a la orden del día; en España parece estarse visibilizando una toma de conciencia social a la hora de hablar de los derechos de las mujeres, aunque son muchos los ciudadanos que subrayan que hay un silencio incómodo en lo que respecta a situaciones tales como los de las mujeres que han sido violadas por inmigrantes, o el reciente caso en Baleares de las niñas supuestamente prostituidas bajo consentimiento del Estado, del que “Montero huye”.

La sororidad resulta muy poderosa cuando teje una red cibernética o toma las calles. Pudo comprobarse con la difusión de los rostros de los miembros de ‘La Manada’ (fotografía viral bajo lemas feministas como ‘ninguna agresión sin respuesta’) o las llamativas concentraciones que realizan públicamente, incapaces de dejar indiferente a quien las contempla. Sin embargo, no siempre parece poder contarse con la misma intensidad de apoyo femenino o repercusión informativa en casos como los del abusador Kote Cabezudo: el letrado de las víctimas corrigió en un tuit el relato de la prensa, quien habría cometido numerosos fallos a la hora de exponer lo acontecido el 5 de febrero.


El cine como arma social: ganancias y cambios

Desde el ámbito cinematográfico, actrices como Kristen Stewart, Naomi Scott y Ella Balinska protagonizaron ‘Los Ángeles de Charlie’ sin traje de baño y con zapatillas deportivas como símbolo de “el resurgir de las mujeres y el diferente sentido de identidad que las mujeres de esta generación están desarrollando” además de mostrar “cómo consigues ser mejor como un grupo. Este ‘reboot’ no se sentirá fuera de lugar en el mundo post-MeToo” explicaba Stewart.

A su vez, personajes como Harley Quinn están convirtiéndose en iconos para las nuevas generaciones; en su caso por considerarse una heroína al romper su sumisión con el Jóker y querer ser independiente, calificada de superviviente de la violencia machista.

Por otro lado, el impacto que han causado las denuncias masivas ha garantizado “nuevas reglas sobre los lugares y la manera en que se celebran las reuniones, cambios legales que facilitan las demandas por acoso sexual y diferentes modos de informar cuando algo marcha mal, todo esto como parte de los esfuerzos para que Hollywood sea un lugar un poco más seguro” según numerosos medios de comunicación. “Y pese a que la industria está controlada principalmente por hombres, las mujeres han comenzado a conseguir más empleos ejecutivos y de dirección, los puestos de poder que determinan su cultura”. Al fin y al cabo, “Hollywood es un negocio de personas que trabajan de manera independiente y que pasan de un proyecto al siguiente, una estructura que hace que sea difícil contener a los depredadores y que denunciar sea particularmente peligroso. Sin embargo, los activistas y los profesionales de la industria afirman que las medidas que se están tomando implican que se está prestando una atención continua a este asunto, que ha habido cierta mejora en las condiciones cotidianas de trabajo y que quizás hay señales de un cambio auténtico”.

¿Qué opinión suscitaría actualmente el MeToo?
¿Qué opinión suscitaría actualmente el MeToo?

Pero, ¿ese cambio realmente conlleva una igualdad real o los hombres están empezando a verse desamparados ante las injusticias? ¿Estamos ante una técnica de ingeniería social, una guerra de sexos? Han sido pocas las feministas que se han pronunciado a la hora de difundir las novedades publicadas sobre Jhonny Depp, acusado injustamente años antes de maltratador: “Ella fue la perpetradora y yo la víctima” declaró sobre su ex esposa. “Mientras combinaba las anfetaminas recetadas y las drogas no recetadas con alcohol, la señora Heard cometió innumerables actos de violencia doméstica en mi contra, que en algunos casos me causaron daños corporales graves, a menudo en presencia de un testigo externo (…)Tuve que someterme a tres cirugías para reconstruir mi dedo. Temí perder el dedo, el brazo y la vida”. A consecuencia de su estigma como maltratador, el señor Depp vio resentida su carrera, al contrario que Heard.  

El MeToo se ha estrenado como un arma contra el abuso hacia la mujer; no obstante, no se ha dudado en hacer negocio con ello. Sea por visibilizar la vulnerabilidad en la que se puede encontrar un miembro del cine como para atribuirse un falso apoyo al más necesitado, series como ‘The Morning Show’ buscan recientemente, según medios, continuar con ese movimiento feminista con la esperanza de “competir a Netflix y a Disney+”. ‘The Assistant’ es otra película relacionada con el caso, la cual se enfoca más bien en el ambiente laboral tóxico a su alrededor, detallando un día en la vida de una empleada de baja jerarquía, pero con mejores críticas sobre el trato que se ha dado al tema: “Mientras ‘Bombshell’, el drama sobre Fox News, está lleno de estrellas y es ostentoso en su representación de acoso sexual en la compañía mediática, ‘The Assistant’ es moderado y sobrio”, ya que su objetivo principal era “indagar en el trasfondo de Harvey Weinstein y MeToo”.

Si hay que señalar el núcleo de todo esto, el festival que ha impulsado este factor social es aquel que gira en torno a la película “El Escándalo”. Dicho film “relata la lucha de las mujeres contra el machismo presente en los medios de comunicación. La historia narra la caída de Roger Ailes, director de la cadena Fox News. Es una película que promete generar gran tensión por los secretos que es capaz de revelar”.

Aun con las buenas intenciones, el deseo de un mundo mejor y la defensa de las víctimas abusadas por el poder, no siempre se puede certificar que una lucha se plasme con acierto. Lo que ocurre delante de las cámaras no es la realidad, por lo que no debería resultarnos extraño que el MeToo tenga “una doble cara” fuera de plató –como ya hemos comentado anteriormente- como dentro del mismo, según numerosas críticas: “Lo mejor de la película es que su discurso vaya más allá de la denuncia y la mera reconstrucción de hechos, internándose en terrenos incómodos” pero lo peor de ésta es “su sentido cutre del realismo y la inmediatez”.

More from Alba Lobera

La diabetes y sus complicaciones: enfermedad banalizada

La diabetes es considerada, más que una enfermedad, una especie de defecto...
Read More

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.